Jueves 24/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

“Llamad al CNI y preguntad por Don Aquiles”. El hacker que contrató Urdangarín para recuperar 30.000 correos de Noos es un viejo conocido de los servicios de inteligencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El abogado que defiende a Urdangarín en su causa judicial por el escándalo 'Noos' recurrió a un hacker para que le ayudase a recuperar hasta 30.000 correos electrónicos con información sensible del caso. El informático al que contrató es un "viejo conocido" de los servicios de inteligencia españoles.

Según aseguran a El Confidencial Digital fuentes de los servicios secretos españoles, Matías Bevilacqua Trabado –el hacker de nacionalidad argentina contratado por el abogado de Urdangarín- trabajó “al menos durante una década para el Centro Nacional de Inteligencia, pero nunca estuvo dentro del organigrama del servicio”. Se trata, cuentan, de un “freelance” que trabaja por encargo.

El CNI recurría a él cuando se necesitaba “obtener información sensible alojada en servidores de correo electrónico o en servidores FTP” aseguran las fuentes consultadas. Cobraba en efectivo por cada trabajo y asesoró a funcionarios del Centro sobre las técnicas informáticas de ‘invasión’ en las que él era experto.

‘Preguntad por Don Aquiles’

En mayo de 2012, Bevilacqua fue detenido en el marco de la Operación Pitusa, un golpe contra una extensa red de tráfico de información personal. Junto a él, pasaron a disposición judicial cerca de 200 personas, incluidos funcionarios, abogados, detectives privados y policías locales. Entre las 3.000 víctimas de la trama se encontraba la hermana de la princesa Letizia, Telma Ortiz.

Según relatan fuentes policiales a El Confidencial Digital, tras la detención de este hacker la policía lo trasladó a comisaría para ser interrogado. Allí, solicitó la presencia de su abogado y facilitó a los agentes un número de teléfono, diciendo “llamad al CNI y preguntad por Don Aquiles", asegurando que dicho contacto les explicaría quien es y que hace.

Tal y como recuerdan agentes que participaron en aquella operación, tras el álias ‘Don Aquiles’ se encontraba un oficial del Centro Nacional de Inteligencia que respaldó la versión del detenido, que realizaba trabajos “para la Seguridad del Estado”. Fue puesto en libertad al poco tiempo y quedó al margen de la trama.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··