Domingo 25/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Las protestas de Marruecos sobre Chafarinas obligan al Gobierno a suspender sus planes de instalar un destacamento permanente de la Guardia Civil en las islas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Siguen llegando pateras a Chafarinas, confirmándose como la nueva puerta de entrada de ilegales. Y lo hacen mientras la Guardia Civil sigue sin poder tener presencia permanente en las islas del norte de África. Interior ha tenido que dar marcha atrás y destinar una patrullera a la zona, pero sin base permanente. La cumbre de Rajoy con Mohamed VI en septiembre será clave.

Marruecos quiere que España pida permiso oficialmente para poder instalar un destacamento permanente de la Guardia Civil en las islas Chafarinas. Y que lo haga al más alto nivel. Será Mariano Rajoy quien, el próximo 12 de septiembre, deba plantearle el asunto a Mohamed VI durante la cumbre bilateral entre España y Marruecos, que se celebrará en Rabat.

Hasta entonces, el servicio de vigilancia marítima de la Guardia Civil no podrá instalarse de forma permanente en la plaza española, pese a que ya hay un destacamento militar de Regulares en el archipiélago.

El Confidencial Digital ya informó en exclusiva el pasado mes de junio acerca de los planes del Ministerio del Interior sobre Chafarinas, planes que fueron confirmados un mes después por el propio ministro, Jorge Fernández Díaz, durante una visita oficial a Melilla.

Pese a que España avisó administrativamente a Marruecos sobre estos planes, el régimen de Rabat respondió ante este anuncio trasladando al embajador, Alberto Navarro, así como al ministerio de Exteriores su malestar por dicha decisión.

Sin embargo, los planes de despliegue estaban en marcha y la patrullera Rodman 66 de la Guardia Civil ya estaba vigilando el litoral de Chafarinas para impedir la llegada de cayucos. Interior decidió frenar la creación del destacamento permanente, pero siguió con sus patrullas en la zona.

Como solución, Marruecos propuso la creación de patrullas mixtas hispano-marroquíes. Un “parche” que ha demostrado no ser eficaz y que, según las fuentes de la Benemérita consultadas por ECD, ha sido incluso “contraproducente”: las patrullas españolas y el servicio marítimo marroquí se dedican a “vigilarse unos a los otros” para evitar “invasiones de territorio”, tal y como explican fuentes cercanas al operativo.

Las mismas voces explican que se tome la decisión que se tome durante la cumbre de Rabat, “ya será demasiado tarde”, ya que la actividad de los cayucos descenderá progresivamente hasta el mes de octubre, cuando las condiciones de mar volverán a ser inadecuadas para el tráfico de inmigrantes ilegales.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·