Miércoles 17/01/2018. Actualizado 13:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Estrategia del Gobierno

Lo llaman ‘vía Nanclares III’. Interior tiene ya un plan para acercar al País Vasco a los presos de ETA que se arrepientan

Condiciones: pedir perdón por escrito, reconocer el daño causado, colaborar con la justicia e indemnizar a las víctimas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Interior quiere acabar con el único frente que le queda a ETA: los presos. Los máximos responsables de la política penitenciaria del ministerio que dirige Jorge Fernández Díaz tienen diseñado la llamada 'vía Nanclares III', un plan para dividir aún más al colectivo de reclusos de la banda terrorista.

Jorge Fernández Díaz. Jorge Fernández Díaz.

El comunicado del pasado 28 de diciembre de los presos de ETA fue para Interior “un paso más, pero no basta”. En el texto, la mayoría de los reclusos acataban la legalidad y reconocían por primera vez el daño causado con palabras que no terminaron de contentar en el Gobierno.

Interior tenía previsto que los presos de ETA dieran un paso para desvincularse de la banda terrorista. De hecho, en el ministerio ya hay diseñado un plan para compensar los pasos que puedan dar los terroristas en un futuro, según ha podido conocer El Confidencial Digital. Es la 'vía Nanclares III'.

¿En qué consiste?

Estas son las líneas maestras de esta estrategia que busca dividir totalmente al colectivo de presos de ETA:

  • Aquellos reclusos que cumplan una serie de requisitos serán acercados a prisiones del País Vasco.

  • Deberán pedir perdón por escrito de los crímenes que han cometido, reconocer el daño que han causado, colaborar con la justicia en el esclarecimiento de futuros crímenes e indemnizar, en la medida de sus posibilidades, a las víctimas.

  • Los presos que cumplan estas condiciones serán trasladados a las prisiones de Basauri, Nanclares o Martutene.

  • No serán excarcelados ni podrán disfrutar de permisos penitenciarios especiales. Únicamente terminarán de cumplir su condena en cárceles del País Vasco.

  • Por su parte, aquellos reclusos que continúen cumpliendo la ortodoxia de la banda terrorista y no se desvinculen de ETA tendrán que continuar en prisiones de Andalucía o de otras partes de España alejadas del País Vasco.

En esta hoja de ruta también se recoge que puedan acogerse a diferentes beneficios penitenciarios, como ya han podido disfrutar algunos de los que se encuentran en la llamada 'vía Nanclares'. No obstante, los etarras que acepten pedir perdón tendrán un estudio individual de su caso en la Audiencia Nacional.

En cualquier caso Desde luego, lo que el Gobierno ha descartado totalmente es una amnistía para resolver la situación de los presos de ETA.

Un paso más hacia la disolución de ETA

La 'vía Nanclares III' es una denominación no oficial. De hecho, algunos técnicos del Ministerio del Interior prefieren huir de ella. En ambientes informales, no obstante, sí que se nombra así.

El plan forma parte de una estrategia que se puso en marcha en la etapa de Alfredo Pérez Rubalcaba en el número 5 del Paseo de la Castellana. Por aquel entonces, se diseñó la llamada 'vía Nanclares', un plan para que los presos de ETA que habían renunciado a la violencia pudieran cumplir su condena en la cárcel alavesa.

Ya el año pasado, con Fernández Díaz en el ministerio, se puso en marcha el llamado 'Plan Integral de Reinserción’ o 'vía Nanclares II'. Consistía en que algunos presos de ETA pudieran tomar parte en cursillos de reeducación y de integración social, paso previo a la reinserción, con sólo desvincularse de la banda.

Con la 'vía Nanclares III', Interior espera ahondar aún más en la división que existe entre los presos de ETA. Entre los internados en centros españoles, sólo quedan un grupo de los llamados “recalcitrantes” o “duros”. Son los del entorno de 'Txapote'. Ellos son los que cumplirán condena en prisiones andaluzas.

Se espera que en las próximas semanas comiencen las primeras peticiones para exigir su acercamiento al País Vasco. Interior no tomará una decisión hasta que no se desvinculen individualmente de la banda terrorista.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··