Lunes 16/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Se prevén 14 millones de desplazamientos en Semana Santa

Ojo en la Operación Salida: los nuevos radares de la DGT no permiten adjudicar a otros la pérdida de puntos

Los cinemómetros ‘indetectables’ de la Guardia Civil identifican a la persona que va al volante, facilitan su interceptación inmediata y la notificación de la multa en el acto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desviar la pérdida de puntos del carnet por multas de tráfico a otro conductor va a resultar más complicado a partir de la Operación Salida de Semana Santa. Los nuevos radares en las motos de la Guardia Civil identificarán a la persona que va al volante, será interceptada unos metros más adelante y se le notificará directamente la sanción.

Nuevo radar instalado en un guardarraíl. Nuevo radar instalado en un guardarraíl.

Así, la puesta en marcha de los nuevos radares móviles en las motos de la Guardia Civil de Tráfico acabará con una práctica típica de los reincidentes.

La patrulla policial que instale cada aparato permanecerá a la espera (a un máximo de 50 metros del radar), recibirá los datos y la imagen del vehículo con velocidad excesiva a través de una tableta y lo detendrá unos segundos después para notificarle la sanción ‘in situ’, con la identificación inequívoca de la persona que conduce.

Comienzan a multar en Semana Santa

Después de un año de anuncios y retrasos, los radares móviles de la Dirección General de Tráfico entrarán en funcionamiento en la operación especial de Semana Santa, en la que se prevén más de 14 millones de desplazamientos por las carreteras españolas.

Los primeros dispositivos se comenzaron a probar en febrero, pero estos días se ha conocido que empezarán a sancionar a partir del próximo viernes.

Las patrullas de la Guardia Civil se trasladarán de unos puntos a otros de las vías de todo el país con suma facilidad: los aparatos serán prácticamente indetectables adosados a sus motocicletas.

Funcionan con una tecnología láser que los hace invisibles e inmunes a los detectores e inhibidores que llevan instalados de forma ilegal algunos automóviles. También son muy difíciles de interceptar por los ocupantes del vehículo y totalmente imprevisibles, esto es, se pueden colocar en cualquier lugar.

No habrá presencia de patrullas de la Guardia Civil junto a los radares porque se pueden situar directamente en el arcén, sobre un pequeño trípode o adosados al guardarraíl. También son capaces de funcionar sin luz por la noche con un sistema de infrarrojos.

Estos controles de velocidad móviles se instalarán, principalmente, en los puntos negros de la red española y en las vías con mayor índice de siniestralidad. Por ello, se ubicarán de manera especial en las carreteras convencionales -de doble sentido-, que son las que acumulan el 75% de los accidentes de tráfico mortales.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··