Jueves 23/11/2017. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

La Policía interviene los teléfonos móviles en las identificaciones a ciudadanos. Se pretende comprobar si el aparato es robado, pero la orden es ilegal según un informe

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

'Buenos días, me permite su DNI. Y su teléfono también, por favor'. Agentes de la Policía Nacional están interviniendo los móviles de las personas a las que identifican en la calle. La medida se está aplicando en Madrid, pero un informe jurídico sostiene que es ilegal porque vulnera la Ley de Protección de Datos.

La escena se viene repitiendo desde hace nueve meses en zonas céntricas de Madrid. Agentes que se encuentran de servicio, tanto de uniforme como de paisano, requieren, a los ciudadanos que identifiquen o detengan en la calle, que entreguen sus teléfonos particulares.

La orden la impartió verbalmente a principios de año el comisario del distrito de Arganzuela. Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, comunicó a sus hombres que en el momento de una identificación deben anotar el número IMEI del teléfono móvil del ciudadano y comprobar que ese dispositivo es de su propiedad. Como es sabido, cada aparato tiene un IMEI distinto, que figura en los registros oficiales junto con el nombre del propietario.

Una orden circular

Días más tarde, el 16 de marzo de 2012, el inspector jefe de los Servicios Operativos de Madrid envió una circular –a la que ha tenido acceso ECD- en la que se impartía la siguiente instrucción:

-- “Todos los funcionarios que estén de servicio en la calle, en las identificaciones y detenciones que practiquen estarán obligados, cuando estas personas porten móviles, a consultar si el o los números IMEI figuran sustraídos”.

Desde entonces, los agentes que intervienen teléfonos móviles deben comunicar con el servicio de seguridad de su comisaria (operativo las 24 horas del día) para comprobar en la base de datos si el aparato es robado.

“Al finalizar el servicio, en la hoja en la que figuran servicios realizados, detenidos, identificados, etc., se harán constar los números de IMEI consultados y el resultado, sea positivo o negativo”, se lee en la orden del jefe de los servicios operativos.

Es una orden “ilegal”

Nueve meses después de que se impartiera esta instrucción, los policías de calle siguen estando obligados a requisar los móviles de los ciudadanos para comprobar si se trata de un dispositivo sustraído.

El Sindicato Unificado de Policía ha denunciado que se trata de una orden “ilegal”. Según un informe jurídico remitido a la Jefatura Superior de Madrid, la Ley de Protección de Datos prohíbe expresamente este tipo de prácticas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·