Domingo 19/11/2017. Actualizado 11:46h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

“Pueden convertirse en lobos solitarios”

La Policía mantiene bajo vigilancia a 3.000 islamistas radicales en España

Cualquier movimiento que realicen para comprar armas, captar seguidores o entrar en contacto con Siria provocará una inmediata detención

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los atentados ocurridos durante la noche del viernes al sábado en París, reivindicados por el Estado Islámico, han provocado que la Comisaría General de Información de la Policía Nacional active un plan de seguimiento especial a todos los islamistas radicales que tiene identificados en España. No se descartan detenciones inmediatas, si se produjera cualquier movimiento sospechoso.


Detención de yihadista en España. Detención de yihadista en España.

Según revelan a El Confidencial Digital altos responsable policiales, la Comisaría General de Información mantiene, a día de hoy, una vigilancia especial sobre 3.000 islamistas radicales que tiene identificados en territorio español. Una cifra que la Dirección General ya ha trasladado al Ministerio del Interior tras la masacre de París.

En un informe reciente, los servicios de información de la Policía explican que se puede calificar como “islamistas radicales” a todos aquellos que forman parte de grupos afines al Estado Islámico y que, a través de las redes sociales, lanzan proclamas a favor del ISIS y en contra de Occidente. Muchos de ellos, añaden, “solo se quedan en palabras, pero otros están dispuestos a pasar a la acción”.

“Pueden convertirse en lobos solitarios”

Los susceptibles de intentar perpetrar un atentado terrorista en España se encuentra dentro de los 3.000 sospechosos identificados por la Policía. Según las fuentes consultadas, muestran un perfil muy similar a los tres detenidos el pasado 3 de noviembre en Madrid.

En ese sentido, desde la Comisaría General de Información explican a ECD que esos tres islamistas llevaban residiendo en España desde hacía años y estaban aparentemente integrados en la vida occidental. Sin embargo, habían contactado con las redes del Estado Islámico, estaban adquiriendo armas y preparándose para perpetrar un atentado en cuanto fueran activados.

Los tres detenidos aspiraban a actuar como “lobos solitarios”, sobre un determinado objetivo. El riesgo, señalan desde la Policía, es que el Estado Islámico consiga movilizar en España a algunos de estos radicales para llevar a cabo una acción coordinada, aunque por separado, como ha ocurrido en Francia.

Los servicios de información destacan que los nuevos terroristas, como se ha demostrado en la capital gala, no tienen por qué ser de procedencia islámica. En París, de hecho, de los asesinos identificados, dos son belgas y otro un francés ya fichado por radicalismo por parte de la Gendarmería. En España, añaden, “una gran parte de los que tenemos identificados como sospechosos son nacidos aquí”.

Algunos sospechosos, en “paradero desconocido”

Las Fuentes policiales consultadas por ECD confirman que, desde la madrugada del sábado, los servicios antiterroristas han intensificado los controles sobre esos 3.000 islamistas radicales identificados. Se han realizado seguimientos e, incluso, pinchazos telefónicos para detectar alguna conversación sospechosa.

Durante el día de ayer, según explican, no se había podido localizar a todos esos islamistas, algunos de los cuales permanecían en “paradero desconocido”.

No obstante, desde la Comisaría General de Información explican que el grupo de sospechosos “se mantiene en silencio e inmóvil por miedo, pero no hay constancia de que hayan huido o estén preparando ningún tipo de acción violenta”.

A la menor sospecha, habrá detenciones

Los mandos policiales afirman que, de momento, no se puede realizar ninguna detención contra los 3.000 islamistas radicales identificados, ya que “hasta ahora solo han dicho barbaridades en las redes sociales y en los lugares de culto donde se reúnen, pero no han mostrado intención de atentar”.

No obstante, puntualizan, si alguno de ellos realizase un movimiento encaminado a la captación de activistas para el Estado Islámico, a la compra de armas, o al contacto directo con Siria, serán detenidos de forma inmediata.

En ese sentido, concluyen, los grupos de operaciones especiales de la Policía Nacional están ya movilizados por si tienen que actuar en las próximas horas en una operación contra estos islamistas radicales.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·