Domingo 21/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Prisiones ha impuesto la sanción mínima a Otegi por su mitin telefónico para Bildu. No le han eliminado la comunicación con el móvil de su mujer, que es el que utilizó

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A Arnaldo Otegi le ha salido barata la grabación telefónica utilizada por EH Bildu en un acto de campaña de Barakaldo el pasado fin de semana. Instituciones Penitenciarias le ha sancionado impidiéndole recibir visitas a la cárcel de Logroño, pero no ha eliminado de la lista de números a los que puede llamar desde prisión el móvil de su mujer, que fue el que empleó para realizar el mitin.

El pasado domingo, Instituciones Penitenciarias confirmó que había prohibido a Otegi recibir visitas en prisión tras la difusión de un discurso del líder abertzale durante un acto de campaña de EH Bildu, además de suspender temporalmente cualquier comunicación del preso desde la cárcel.

La sanción anunciada por el organismo dependiente del Ministerio del Interior provocó que la mujer del ex dirigente de Batasuna, Julia Arregi, no pudiese entrar a la cárcel de Logroño ese mismo día, pero lo cierto es que la medida adoptada contra Arnaldo Otegi ha sido la mínima posible.

Así lo aseguran a El Confidencial Digital los técnicos de Instituciones Penitenciarias consultados, que aseguran que, por el reglamento existente, “la sanción ha sido mucho más benévola que la que se hubiese puesto a cualquier otro recluso”.

En concreto, “Arnaldo Otegi, como el resto de presos, tiene una lista con diez números de teléfono a los que puede llamar desde la cárcel. Después de confirmar que aprovechó una llamada a su mujer para grabar el mitin, deberían haber eliminado, de forma fulminante, el móvil de su mujer de la lista para cortar esa vía de comunicación”.

La sanción puede ser recurrida

Las fuentes ya citadas explican a ECD que la sanción impuesta el domingo por Instituciones Penitenciarias, prohibiendo las visitas al dirigente abertzale, “es cautelar, por lo que se puede ampliar o suprimir”.

Además, el propio Arnaldo Otegi puede recurrir dicho castigo: “Puede presentar alegaciones ante el juez de Vigilancia Penitenciaria, que tendría la última palabra en este asunto”. De momento, el ex líder de Batasuna tiene hasta el jueves para trasladar a la dirección de la cárcel de Logroño cualquier tipo de recurso, que puede llegar a las más altas instancias.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·