Jueves 19/04/2018. Actualizado 15:51h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

El objetivo es acabar con los puestos de cuatro o cinco agentes

Reorganización histórica de la Guardia Civil: abandona los pueblos más pequeños

Cerrará casas-cuartel en localidades de escasa población para reagrupar los efectivos en acuartelamientos con mayor capacidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las Fuerzas de Seguridad del Estado se encuentran inmersas en un proceso de negociación para que guardias civiles y policías nacionales consigan la tan reclamada equiparación salarial con otros cuerpos, como los Mossos dEsquadra. Pero el Ministerio del Interior incluye este aumento de salarios dentro de un plan más amplio que tendrá consecuencias en el despliegue territorial de la Guardia Civil.

Casa cuartel de la Guardia Civil. Casa cuartel de la Guardia Civil.

Los sindicatos y asociaciones profesionales de la Policía Nacional y la Guardia Civil están volcados desde hace semanas en conseguir arrancarle al Gobierno de Mariano Rajoy un plan concreto para que se equiparen sus sueldos con los de los policías autonómicos. El Ministerio del Interior ha dado el visto bueno, aunque aún está negociando detalles sobre el presupuesto y la planificación anual que lo permita.

Este no es el único cambio de calado que contempla el departamento que dirige Juan Ignacio Zoido. Fuentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) consultadas por El Confidencial Digital confirman que en la última reunión con el ministro, el secretario de Estado de Seguridad y el director de la Guardia Civil, celebrada a finales de diciembre, también se presentó a las asociaciones de agentes un “Plan plurianual de modernización” que supone un cambio significativo en el despliegue del Instituto Armado por el territorio español.

Objetivo: acabar con los puestos de 4 o 5 agentes

La Dirección General de la Guardia Civil está elaborando un informe, que se espera que esté listo a finales del primer trimestre de este año, que analiza la distribución de unidades del cuerpo por todas las provincias. Se va a revisar puesto por puesto para concluir si son viables, o si la plantilla se aprovecharía mejor reorganizándola y concentrándola.

Algunas asociaciones de agentes llevan años denunciando situaciones anómalas. Por ejemplo, casos de puestos en pequeñas poblaciones rurales en los que hay muy pocos guardias. Algo que complica la operatividad: si uno se ocupa de la oficina y otro se encarga de proteger el cuartel, no quedan prácticamente agentes para realizar patrullas por la zona.

También se habla de una organización “obsoleta”, de una distribución poco acorde a los tiempos. Ha habido proyectos para reorganizar este despliegue, pero el gasto que había que afrontar los frenó. También ha existido cierto temor en los diferentes Gobiernos a provocar una reacción airada de cientos de alcaldes de pueblos pequeños que no quieren perder su puesto de la Guardia Civil.

Ahora, sin embargo, los responsables políticos y operativos de la Benemérita y del Ministerio del Interior parecen decididos a abordar este cambio que supondría una reorganización histórica de un cuerpo que nació en el siglo XIX precisamente con vocación rural, para luchar contra el bandolerismo y la inseguridad en los pueblos, allí donde el Estado apenas tenía presencia.

En la actualidad existen más de 2.000 instalaciones de la Guardia Civil distribuidas por España. Provincias de gran extensión, como Ciudad Real, cuentan con hasta 200 puestos.

Fin a un despliegue “del siglo XIX”

Fuentes de AUGC insisten en que la Guardia Civil mantiene un despliegue territorial “del siglo XIX” que no es eficaz y provoca gastos excesivos. La alternativa que ahora estudia la Dirección General es concentrar unidades en algunos municipios de mayor población, pero en ningún caso abandonando la seguridad en los pueblos más pequeños.

“Se puede garantizar mejor la seguridad de los pueblos concentrando unidades en menos núcleos”, indican algunos guardias civiles consultados. Si se agrupan varios puestos de una zona en un solo punto, eso permitirá, entre otras cosas, tener que dedicar menos agentes a tareas burocráticas -desde coger el teléfono para atender denuncias hasta gestionar documentación en las oficinas- y poder destinarlos a realizar patrullas o atender avisos de los ciudadanos en zonas rurales.

En la actualidad, aseguran fuentes internas de la Guardia Civil, con la red de carreteras y los vehículos que existen no es necesaria una presencia tan cercana de los cuarteles: es más operativo contar con menos puestos desde los que cubrir áreas más grandes en cada provincia de España.

Un plan de seis años que incluirá obras en cuarteles

Este “Plan plurianual de modernización” se pondrá en marcha este mismo año y tendrá en principio una duración de seis años. El proyecto de la Dirección General de la Guardia Civil contempla un conjunto “muy ambicioso” de obras de reconstrucción, que exigirá una inversión económica importante.

Es decir, se cerrarán esos puestos pequeños dispersos y poco operativos, y los agentes y unidades destacados allí se reagruparán en otras casas cuarteles.

En aquellos que se queden pequeños, se emprenderán obras de remodelación para ampliar oficinas, zonas de viviendas o garajes, si es necesario, para acoger a los agentes y vehículos que se vaya a incorporar.

Otra consecuencia del plan es que, a largo plazo, supondrá un ahorro. Se reducirán los costes corrientes que supone mantener abiertos tantos puestos por toda España. También se espera reducir gastos burocráticos y, como se ha señalado, aprovechar de manera más eficiente el potencial de la Guardia Civil.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··