Viernes 22/06/2018. Actualizado 07:15h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Clima creciente de inquietud en el Principado

Revisión de los permisos carcelarios tras la misteriosa desaparición de tres asturianas en 18 días

El cuerpo de una de las mujeres apareció la tarde del martes en un embalse. No hay sospechas de los reclusos que estuvieron fuera de prisión esos días

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Asturias vive estos días inmersa en la psicosis. La desaparición de tres mujeres del mismo rango de edad, misma altura y en condiciones muy similares ha puesto en alerta a la región. Las fuerzas de seguridad confirman que –de momento- no hay ningún nexo de unión entre las tres desapariciones, pero lo insólito de los hechos ha sumido al Principado en un clima de inquietud.

Las tres mujeres desaparecidas en Asturias. Las tres mujeres desaparecidas en Asturias.

No hay ningún hombre o grupo de hombres vestidos de agentes del orden secuestrando mujeres. El bulo, que se difundió el pasado lunes y corrió como la pólvora en Asturias, ha sido desmentido tajantemente por la Guardia Civil.

Sin embargo, la desaparición en el Principado de tres mujeres de perfil similar en apenas 18 días está generando desasosiego entre la población. Todo a pesar de que los investigadores han confirmado que –de momento- no parece haber ningún nexo de unión entre las tres desapariciones, que no hay ningún indicio que apunte a un secuestro y menos aún a que haya una misma persona o grupo detrás de lo sucedido.

Aparece un cuerpo en un embalse

En la tarde de ayer los servicios de emergencia del 112 asturiano informaban del hallazgo del cadáver de una mujer en el embalse de Arbón, unos 15 kilómetros rio arriba desde la localidad de Navia donde el pasado 13 de febrero fue vista por última vez Paz Fernández Borrego, la primera de las asturianas que inició esta extraña sucesión de desapariciones. A última hora de la tarde se confirmó su identidad.

El lugar del hallazgo suma más incógnitas al caso. Fernández Borrego fue vista por última vez en torno a la medianoche en una calle céntrica de Navia. Al día siguiente su coche fue hallado en el hospital de Jarrio, unos kilómetros al oeste de esta población. La señal de su móvil se pierde más tarde, en una zona de monte a unos 15 kilómetros al este de este hospital. Y su cadáver ha sido hallado río arriba, a 12 kilómetros al sur de su coche. Además, su perro Braco, un yorkshire del que sus allegados dicen que era inseparable, fue encontrado vagando por la localidad naviega.

Investigación en marcha

La Guardia Civil, tal y como ha sabido ECD de fuentes próximas a la investigación, continúa la búsqueda de las otras dos mujeres. Se están revisando las cámaras próximas a las rutas que solían utilizar en sus trayectos.

Además, indican estas voces, se está revisando la lista de presos de la cárcel de Villabona y de otras prisiones del noroeste de España por si las desapariciones pudieran coincidir con el permiso de algún preso condenado por delitos de asalto a mujeres. Según indican las fuentes no se ha encontrado nada sospechoso en estas pesquisas.

Una extraña cadena de desapariciones

En apenas 18 días, y en radio de 80 kilómetros, tres mujeres asturianas que rondan los cuarenta años desaparecieron sin dejar rastro. Sus coches aparecieron poco después en puntos alejados del último lugar donde fueron vistas. Sin signos de haber sido forzados.

Se trata de Paz Fernández Borrego, gijonesa de 43 años que pasaba un fin de semana de vacaciones en Navia;  Lorena Torre, gijonesa de 40 años (sobrina del ex consejero Graciano Torre y prima del ex secretario general de Juventudes Socialistas y diputado Nino Torre), que desapareció de camino a su trabajo; Y Concepción Barbeira, desaparecida un día después cuando iba en coche de camino a su trabajo en un hospital de Avilés. Todas ellas de complexión delgada y estatura similar, rondando el 1,60.

Los vehículos de las tres aparecieron a varios kilómetros. Uno en el aparcamiento de un hospital y los otros dos en sendas zonas de paseo costero de Gijón y de la localidad de Santa María del Mar. Uno de ellos, el Audi A4 azul de Concepción Barbeira, estaba abierto y tenía las llaves puestas.

Por si las tres desapariciones no hubiesen contribuido a sembrar la inquietud en la sociedad asturiana, en la noche del pasado lunes una mujer denunció haber sufrido un intento de invasión en su coche por parte de un hombre vestido de oscuro mientras se encontraba parada en un semáforo a las afueras de la ciudad. Una denuncia que los investigadores tampoco relacionan con la cadena de desapariciones.

El bulo de la cuarta mujer

En los últimos días también se han relacionado las desapariciones con el hallazgo, a principios de febrero, del cadáver de una mujer ahogada en la playa de Poniente (Gijón). Se trataba de una turista madrileña que había viajado a la ciudad asturiana para pasar unos días y que su última noche de estancia no la pasó en el hotel.

El cadáver apareció en el arenal gijonés muy cerca de una mochila con algunas de sus pertenencias. Sin embargo, según ha podido saber ECD de fuentes policiales, los investigadores descartan que tenga cualquier relación con las tres desapariciones.

Tal y como recuerdan la autopsia no reveló ningún signo de violencia. Además, la fallecida no había adquirido billete de vuelta a Madrid y llevaba entre las pertenencias halladas en la playa una biblia. La principal hipótesis investigada es la del suicidio, sin descartar un golpe de mar.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··