Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Sabotajes de las mafias del narcotráfico contra los radares y antenas que vigilan el Estrecho. Incendios, intentos de desconexión y destrozos materiales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las antenas, radares y torres de comunicación del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior se han convertido en el objetivo número uno de los narcotraficantes que intentan ‘colar’ su mercancía a través del Estrecho. La falta de efectivos de la Guardia Civil para ‘blindar’ las estaciones ha provocado nuevos ataques.

La de Algeciras fue la primera estación del SIVE levantada por el ministerio del Interior hace diez años, con el objetivo de contrarrestar la entrada de drogas en España a través del Estrecho de Gibraltar. Entonces, la instalación estaba las 24 horas del día vigilada por un grupo operativo de la Guardia Civil para evitar posibles sabotajes.

No obstante, esa protección ha ido desapareciendo con el paso de los años y la llegada de más estaciones SIVE en todo el litoral mediterráneo de la Península. Actualmente, existen más de cincuenta sistemas de vigilancia en toda España, incluyendo los dos archipiélagos. Vea a continuación dónde están situadas todas las instalaciones:

La contrapartida de la expansión de este sistema de vigilancia ha sido la falta de seguridad ante posibles ataques de narcotraficantes y mafias que obtienen beneficios a través de la inmigración ilegal.

Según explican a El Confidencial Digital voces autorizadas de la Guardia Civil, la decisión del Gobierno de sustituir la vigilancia ininterrumpida por patrullas móviles de la Benemérita ha provocado un ‘efecto llamada’ en estos delincuentes.

Las mismas fuentes afirman que la estación que más está notando la ausencia de una protección fija durante todo el día es la del campo de Gibraltar: “Es la que más daño ha hecho a estas mafias, y es de la que más se acuerdan a la hora de realizar actos de sabotaje”.

Así, en lo que va de año, el SIVE del Estrecho ha sufrido cerca de diez ataques en sus instalaciones. La mayoría de ellos no tuvieron consecuencias, y se centraron en el sistema eléctrico y de comunicaciones, que intentaron ‘desconectar’.

La actuación más grave contra este sistema de vigilancia se llevó a cabo a finales del mes de marzo, cuando cuatro individuos prendieron fuego a la antena situada en la Sierra de Carbonera, que ya había sufrido un ataque similar en 2007. El incendio no llegó a consumarse, aunque sí provocó “destrozos materiales”, según las fuentes consultadas por ECD. La Guardia Civil consiguió detener a los autores del sabotaje, que fueron vinculados a una conocida red de narcotráfico.

Pese a los ataques sufridos, el SIVE del campo de Gibraltar sigue siendo “vital” para la Benemérita. De hecho, la última gran actuación contra el tráfico de drogas en el Estrecho, realizada el pasado 27 de mayo, se pudo llevar a cabo gracias al sistema de vigilancia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·