Viernes 25/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Sólo los presos ‘irreductibles’ de ETA, el ‘sector duro’, no quisieron votar a Amaiur en las generales: de los 552 internos, 48 no solicitaron el voto por correo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Inamovible. Ése ha sido el comportamiento del ‘sector duro’ de los presos etarras en la elecciones generales del 20 de noviembre. Según datos a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital, de los 552 presos de la banda, 48 no solicitaron el voto por correo.

Esos 48 son lo que integran el grupo de “irreductibles”, los que no aceptan la vía política emprendida ahora por la izquierda abertzale. Otro 17 internos no lo pudieron llevar a cabo por diferentes problemas administrativos, aunque su intención era participar.

La negativa a dar el voto a Amaiur es valorada en fuentes de la lucha antiterrorista, consultadas por ECD, como una prueba más de que en el seno de la banda existe un sector que, pese a la declaración de “cese definitivo” de la violencia, sigue instalado en el pasado y mantiene viva la mecha de la ‘lucha armada’, al tiempo que censura la ‘vía política’ abierta por Arnaldo Otegi, también en prisión.

Voto para Amaiur

El voto por correo es el medio que los presos de ETA han tenido que utilizar para participar en las elecciones generales del domingo. Fue solicitado por 487 reclusos etarras, lo que constituye el 88 por ciento de la población etarra encarcelada, aunque esta cifra habría sido mayor en caso de no haber existido esos problemas administrativos para 17 etarras.

Se cree que los sufragios tuvieron como destinatario a Amaiur, la coalición electoral de la izquierda abertzale, Eusko Alkartasuna, Alternatiba y Aralar, cuyos buenos resultados le permitirán contar con grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados. Siete miembros de Amaiur, seis por el País Vasco y uno por Navarra, ocuparán escaño.

Al igual que en las elecciones del pasado 22 de mayo, a las que el mundo de ETA acudió bajo la máscara de Bildu, Interior ha estado muy pendiente del comportamiento de los presos ante los comicios del 20-N, ya que los próximos movimientos en el proceso hacia el fin de ETA afectarán de forma muy directa a este colectivo.

Por este motivo, las autoridades penitenciarias quieren saber “por donde respira” cada uno de los 552 etarras que están encarcelados en prisiones españolas. El foco estaba puesto sobre ellos ante la posibilidad de que se produjera algún cambio entre los presos que integran el “sector duro”, después del comunicado de cese definitivo de los atentados que leyó David Pla, considerado el actual “número uno” de la banda. Pero no ha habido modificación.

El comportamiento de los reclusos en esta última consulta ha sido muy similar al mantenido en las municipales del 22 de mayo. En ambas ocasiones, ha habido un 8 por ciento de presos que ha rechazado recurrir al voto por correo, lo que se interpreta en el ministerio del Interior como un rechazo abierto a las “vías políticas” y en particular a Amaiur.

De hecho, la cifra corresponde con los presos integrados en la “línea dura”, que dirige Ana Belén Egüés, etarra que perteneció al “comando Madrid”. Y esta cifra es también similar al número de reclusos que no apoyó la declaración de Guernica.

Por ello, las fuentes antiterroristas consultadas concluyen que, de momento, de los “irreductibles”, recluidos en los centros penitenciarios de Puerto I, Puerto II, Algeciras, Granada y Almería, no cabe esperar ningún cambio ni acercamiento a la corriente mayoritaria. Con su abstención ha dicho no al proceso que abrió Arnaldo Otegi, a quien, pese a estar en prisión, ya se da como candidato a lendakari para las elecciones autonómicas vascas de 2013.          

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··