Martes 22/05/2018. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

La condena a los guardias civiles de la T-4 ha caído como un jarro de agua fría en el cuerpo: “Acatamos la sentencia pero confiamos en que instancias superiores corrijan el fallo”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Audiencia Provincial de Guipúzcoa condenó ayer a cuatro guardias civiles por, según recoge el fallo, torturar tras su detención en 2008 a los etarras Igor Portu y Martín Sarasola. En el cuerpo hay indignación generaliza.

Se trata de la primera condena por este motivo a miembros del instituto armado en casi una década. En la Guardia Civil ya han surgido las primeras voces críticas con el fallo: “Acatamos la sentencia pero confiamos en que instancias judiciales superiores puedan corregir”, aseguran desde la Asociación Pro Guardia Civil.

Estas son las principales quejas de los agentes y mandos agrupados en esta asociación de la Benemérita con respecto a la decisión judicial:

-- Fue una magnífica actuación policial que supuso la detención del comando de ETA más activo en ese momento. Los guardias civiles condenados son excelentes profesionales como lo atestiguan los hechos en cuyo contexto se produjo la actuación profesional juzgada: la localización y detención de terroristas asesinos en la mañana de un Día de Reyes cuando todo el país disfrutaba de vacaciones.

-- Lamentamos el sufrimiento de los guardias civiles que aguantaron la triste situación de verse sentados en un banquillo por prestar un servicio heroico: si hoy la banda terrorista ETA está derrotada y “contra las cuerdas” es en gran medida por la actuación de guardias civiles como los que hoy han sido castigados.

-- Es nuestro deber moral estar al lado de nuestros compañeros y de sus familiares que han sufrido la enorme presión física y mediática del entorno de ETA desde hace meses. Socialmente, los guardias civiles ya estaban medio condenados desde hace tiempo pues “jugaban en campo contrario”.

-- El juicio celebrado a los guardias civiles hoy condenados quizá hubiera tenido otro desarrollo y otro resultado en otras circunstancias. Han sido castigados por un delito que al parecer el propio fefe de los terroristas (Txeroki) describió como “torturas falsas”.

-- En denuncias por posible existencia de torturas contra guardias civiles que se enjuician en el País Vasco la presión sobre jueces y tribunales y sobre los testigos y peritos es fuerte.

-- No cabe duda de que determinadas actuaciones en que el guardia civil actúa bajo una gran presión psicológica o ambiental (riesgo de la vida, peligrosidad potencial o real, etc.) toma decisiones difíciles para resolver situaciones que no son comparables a las situaciones, incluso las más complejas, que el ciudadano medio resuelve en su vida cotidiana. Y así, se producen situaciones que luego resulta muy difícil enjuiciar y esclarecer por la complejidad de los factores que intervienen en ellos.

La APROGC quiere, además, mostrar su apoyo y reconocimiento a todos aquellos que sirven a España en la lucha contra el terrorismo desde cualquier instancia policial, judicial, mediática o política.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··