Martes 22/05/2018. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Troitiño no se creía que le habían concedido la libertad. Recogió sus pertenencias en cuatro bolsas, nadie le esperaba, pidió un taxi y abandonó la cárcel con 60 euros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El etarra Antonio Troitiño se quedó sorprendido con la decisión de la Audiencia Nacional de dejarle en libertad porque no se lo esperaba: se quedó sin palabras. Tuvo que improvisar sobre la marcha para organizar su salida.

Estaba previsto que saliera de prisión, pero el escrito de la Sección Tercera de lo Penal (la misma que autorizó la salida de prisión de Rafael Díez Usabiaga), presidida por Alfonso Guevara, notificando al excarcelación llegó a la prisión de Huelga en la mañana del 13 de abril, en la que el terrorista, uno de los más sanguinarios, se encontraba clasificado en primer grado.

Según ha conocido El Confidencial Digital, así se desarrolló la salida de Troitiño, autor de veintidós asesinatos y miembro de una saga de etarras:

-- Cuando uno de los funcionarios le comunicó que los jueces le abrían de par en par las puertas de la prisión, se quedó sin palabra.

-- No se esperaba que la justicia, casi siempre lenta, respondiera tan rápidamente al escrito de su defensa en el que recurría la aplicación de la “doctrina Parot” y solicitaba la aplicación de la doctrina del doble cómputo de la prisión preventiva, establecida por el Tribunal Constitucional en una sentencia dictada en 2008.

-- Tras serle notificada la libertad, Troitiño guardó sus enseres en cuatro “bolsas talegueras” porque no tenía otra cosa.

-- Un funcionario le entregó los 60 euros que tenía de peculio.

-- Hizo dos llamadas telefónicas desde una cabina que, aunque dentro del recinto de la prisión, no depende del centro.

-- Su puesta en libertad por parte de Sección Tercera de lo Penal, fue tan inesperada que nadie acudió a recibirle. A la puerta del establecimiento no le esperaba nadie.

-- Quienes observaron los primeros pasos del terrorista en libertad han comentado a ECD que estaba aturdido y desorientado. Llevaba en prisión 24 años, los últimos en régimen de primer grado, por lo que tenía muy limitados sus movimientos. Le permitían salir al patio, pero al más pequeño.

-- Una de las dos comunicaciones telefónicas fue para llamar a radiotaxi. Pocos minutos después, hizo acto de presencia un vehículo de este servicio público.

-- Tras una breve conversación con el conductor, el taxi abandonó el recinto penitenciario con el excarcelado dentro.

Nunca se arrepintió

Troitiño nunca dio muestras de arrepentimiento, motivo por el que estaba recluido en una de las cárceles más lejanas al País Vasco.

Según analistas consultados por El Confidencial Digital, ha alcanzado la libertad sin que ninguno de los objetivos por los que empuño las armas se haya materializado. ‘Euskal Herria’ sigue siendo una ‘ensoñación’ y las ‘fuerzas de ocupación’, lejos de marcharse de allí, continúan cumpliendo con su deber. Botón de muestra, las dos toneladas de explosivos descubiertas por la Guardia Civil en Guipúzcoa y Navarra.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional llevará al Pleno el recurso que ha interpuesto la Fiscalía contra la excarcelación. Los 16 magistrados que lo componen no se reunirán hasta el próximo 25 de abril. Mientras, Troitiño, sigue en libertad.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··