Miércoles 22/11/2017. Actualizado 03:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Los etarras se vuelven chapuceros. Varios dirigentes de ETA han colgado en Facebook fotografías personales y datos sobre su paradero mientras la Policía los buscaba

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los etarras son cada vez más chapuceros. Históricamente, los miembros de la banda terrorista recibían, como primera y más importante premisa, no ofrecer ninguna pista sobre su paradero o su aspecto físico. Ahora, los tiempos han cambiado y los últimos dirigentes detenidos han dejado importantes huellas hasta en la red social Facebook.

ETA ha impartido históricamente a sus miembros una norma primordial. La norma base de su militancia en la organización etarra es la clandestinidad y, por tanto, deben borrar todas las huellas que puedan ayudar a las Fuerzas de Seguridad a dar con su paradero. En los cursillos que, a lo largo de sus más de cincuenta años de vida, ha impartido, ETA se insistía habitualmente en este punto: no ofrecer ninguna pista al enemigo.

Este ha sido uno de los problemas más importantes para los expertos de los servicios de Información e Inteligencia, tanto de Francia como de España. Conocer el aspecto físico actual de los terroristas y saber si han pasado a formar parte de ETA era una de las misiones principales que deben descubrir los operativos para poder detener a los terroristas y presentarlos ante la justicia.

Con relativa asiduidad, los expertos policiales se han encontrado con importantes trabas: continuos cambios de aspecto físico, no dar ninguna pista a los familiares de su paradero o hacer desaparecer sus datos de todo tipo de ficheros o bases de datos eran algunas de las normas de seguridad que seguían los pistoleros antes de pasar a Francia a enrolarse en un ‘comando’.

Pero esta actitud ha cambiado en ETA y los terroristas han pasado de ser expertos en el ‘camuflaje’ a blancos relativamente sencillos de detener para las Fuerzas de Seguridad. Varios de los últimos dirigentes de la banda (algunos de ellos llegaron a ostentar rangos máximos de jefatura) han cometido importantes errores de seguridad al intentar pasar desapercibidos.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, la mayoría de los últimos jefes detenidos no han tenido reparos en colgar en Facebook imágenes suyas mientras pertenecían a la banda terrorista y, por tanto, estaban siendo buscados intensamente por las policías española y francesa.

Estas fotografías, acompañadas de comentarios, revelaban datos vitales, que ayudaban a los analistas policiales a conocer un poco mejor al etarra. Su entorno, sus aficiones, qué hacía antes de ingresar en ETA, con quién se relacionaba…

En algunas ocasiones eran los familiares y amigos de los terroristas quienes ofrecían pistas sobre su paradero. Incluso, en alguna ocasión, los comentarios de estos allegados han servido a la Policía y Guardia Civil para conocer los sobrenombres con los que son conocidos los pistoleros.

ECD les ofrece a continuación una recopilación con los graves errores que han cometido alguno de los terroristas más buscados y que ya han sido detenidos. Algunos datos no se han podido publicar por cuestiones de seguridad:

-- Jurdan Martitegi. Llegó a ser el máximo dirigente del aparato ‘militar’ de ETA tras el mítico ‘Txeroki’. Su gran estatura le impedía salir de su escondite con asiduidad y su rostro actualizado era una de las pistas más buscadas por las Fuerzas de Seguridad. Fue detenido en abril de 2009. Sus allegados se encargaron de desvelar este secreto en Facebook y colgaron varias fotografías como esta:

El dirigente etarra ya estuvo en prisión con anterioridad y se conservaban imágenes de él, pero todas antiguas. Sus allegados, como decimos, se encargaron de facilitar la labor a los expertos policiales.

Actualmente, en la red social hay abierta una cuenta con el nombre de Martitegi. En ella aparecen varias imágenes del ex dirigente etarra. Un “grave error”, según las fuentes consultadas por este confidencial, pues pueden condicionar los futuros juicios que se celebren.

Entre sus amigos se encuentran Adur Arístegui (uno de los etarras que posaron con la camiseta de la selección española) y Aitor Artetxe.

-- Aitor Artetxe. Está acusado de participar en dos atentados con coche-bomba (Durango y Getxo). Huyó de su domicilio tras la desarticulación del ‘comando Vizcaya’ y procuró guardar sus precauciones restringiendo su cuenta de Twitter. Pero sus allegados se encargaron de delatarle y dieron pistas importantes a la Policía. Vea a continuación algunas imágenes:

-- Asier Borrero. Mientras la Guardia Civil disponía de imágenes desactualizados del terrorista, sus familiares se encargaban de aportar pistas a los expertos. Así, colgaron fotos con mensajes de este tipo: “Asiertxu estés donde estés, te pillen o no pillen, yo siempre estaré contigo. Ojalá volvamos a vernos juntos como una familia, como antes que te hecho [sic] de menos”. Colgaron imágenes como esta:

Se cree que Asier Borrero atentó contra las casas cuartel de Calahorra y la comisaría de Zarautz. Huyó de casa y escribió una carta a los suyos despidiéndose y diciendo que la Policía le seguía los píes.

-- Jon Rosales. Es uno de los etarras que apareció retratado en Facebook con la camiseta de la Selección española (ver noticia) se encargó de ofrecer importantes pistas acudiendo a festivales de rock, a herriko-tabernas o a actos con sus amigos. De todo ello daba cuenta en su perfil de Facebook. Vea una imagen:

Idéntico procedimiento siguieron Zigor Goikoetxea, hermano de Arkaitz Goikoetxea y que dio datos clave a los operativos, Joseba Elorriaga o Aitor Cotano.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·