Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

“Los guardias civiles acordonaron el vehículo de la Policía”. Tenso altercado entre cuerpos policiales por hacerse con el caso del sobre con polvos interceptado en la embajada de Francia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Grave incidente entre la Guardia Civil y la Policía Nacional. La investigación sobre el caso del sobre de correos con polvos sospechosos ha vuelto a enfrentar a ambos cuerpos. En la puerta de la embajada de Francia se vivieron momentos de tensión.

La alarma saltó en torno a las 12 horas del pasado martes. Un funcionario abrió un paquete y, en cuestión de minutos, se sintió indispuesto. La legación gala se puso en contacto inmediatamente con el 091 que movilizó rápidamente a todos los efectivos.

A la embajada acudieron integrantes de los Tedax, expertos en NRBQ y miembros de la Comisaría General de Información. Todos ellos pertenecientes al Cuerpo Nacional de Policía. También se presentó en el edificio un equipo del Samur y de los bomberos.

Una vez que los agentes de la Policía recogieron todo tipo de pruebas y comprobaron que se trataba de una falsa alarma, se dispusieron a abandonar el edificio diplomático. Al salir a la calle e introducir todos sus efectos en los furgones policiales, observaron que varios agentes de la Guardia Civil se presentaron en el lugar de los hechos.

Bajaron de sus coches y, mientras unos accedían al edificio, “cuatro guardias civiles acordonaron el vehículo de los Tedax de la Policía”, según se puede leer en la denuncia (comparecencia) que han redactado los agentes de la Comisaría General de Información que se encargaron de la investigación en un primer momento y a la que ha tenido acceso El Confidencial Digital.

En dicho documento se recoge que los guardias civiles no dejaron salir a los policías. “Nos impidieron marcharnos” o “esto es tercermundista” son algunos de los comentarios que se escuchan en el cuerpo dirigido por Ignacio Cosidó.

Tras una conversación entre el superior de la Policía y el de la Guardia Civil, los agentes de Información recibieron la orden de entregar todas las pruebas a la Benemérita. Procedieron a hacerlo sin ningún comentario.

Fuentes policiales apuntan que el superior de la Guardia Civil, un teniente, llegó a afirmar en alto: “Por mis cojones el sobre se lo queda la Guardia Civil”.

Fuentes de la dirección general de la Guardia Civil explican, por su parte, que el ámbito de actuación de la Policía Nacional son las ciudades, mientras que el de la Guardia Civil son las pequeñas poblaciones. En cualquier caso, los encargados de custodiar el interior del edificio francés y a sus trabajadores son los agentes de la Benemérita. El sobre sospechoso se encontraba dentro, por lo que el servicio les corresponde a ellos. Así lo indica la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Fuentes de Interior añaden que la orden para que la Guardia Civil se hiciera con el caso provino de la secretaría de Estado de Seguridad.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·