Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Datos oficiosos de la Guardia Civil

El 90% de los detenidos por caza furtiva mata para comer

Actúan de noche con infrarrojos y silenciador. Se cobran piezas para consumo diario que no son homologables como trofeos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Guardia Civil ha detectado un incremento en el número de furtivos que capturan ejemplares para llenar la despensa. La mayoría reconocen que se han visto obligados a esta práctica para comer cuando son interceptados por los agentes del Seprona.

Cazadores en un coto de Andalucía. Cazadores en un coto de Andalucía.

Los españoles están recurriendo cada vez más a la caza furtiva como medio para subsistir. Así lo explica a El Confidencial Digital un alto cargo del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil. Revela que es una de las prácticas que más se ha incrementado con la crisis económica.

Aunque no se dispone de datos oficiales, los agentes sí han detectado un aumento en el número de ilegales que han sido interceptados capturando ejemplares de hembras que no son homologables como trofeos por las autoridades competentes.

Una prueba que, según las fuentes consultadas, apunta a que el infractor en casi en el 90% de los casos está persiguiendo una especie para autoconsumo.

Las mismas fuentes explican que el objetivo de estos infractores no es vender las piezas en el mercado, sino que la caza sirva como una forma de apoyo para la economía familiar ante los rigores de la crisis.

Con silenciador y prismáticos nocturnos

Este furtivo va habitualmente al campo con silenciador y prismáticos nocturnos. A veces también busca una compensación económica, en el caso de que la pieza pueda ser vendida en el mercado, como una fuente de ingresos adicional.

También existen los cazadores aficionados que con la crisis no pueden pagar los precios de los permisos o que recurren al furtivismo para llenar la despensa llevándose a casa animales para comer. Una de las tácticas de estos ilegales es trasladarse a cotos alejados de su entorno para evitar ser reconocidos.

Etiquetas
, ,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··