Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:23h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Interpol los sigue de cerca

Se investiga una docena de casos similares al de la española captada por una secta en Perú

Reclutados a través de redes sociales, abandonan su vida y se unen a un ‘falso mesías’. La Policía: “en cuanto salen de España, ya no se puede hacer nada”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Policía española recibe al año miles de denuncias sobre personas que han sido atraídas por algún tipo de secta. Pero las que más preocupan son aquellas que se dirigen a jóvenes, captadas por redes sociales, y cuya huída del domicilio implica un traslado a otro país. Hay constancia de una docena de casos similares al de la española Patricia Aguilar.


Cartel del Ministerio del Interior pidiendo información sobre el paradero de Patricia Aguilar. Cartel del Ministerio del Interior pidiendo información sobre el paradero de Patricia Aguilar.

Se hace llamar ‘Príncipe Gurdjieff’, autodeclarado uno de los siete “reyes creadores” de la secta Gnosis. Un ‘semidios’ que sobrevivirá a un apocalipsis próximo y a quien, de forma divina, se le ha encargado que repueble la tierra con un harén de elegidas.

En realidad se llama Félix Steven Manrique, un hombre de nacionalidad peruana de 34 años con residencia en Lima, donde comparte una vivienda con otras ocho chicas a las que ha captado previamente.

Entre ellas se encuentra Patricia Aguilar, una joven de 18 años que desapareció de su casa en Elche hace ya seis meses. Conoció a Félix Steven a través de las redes sociales –donde gestionaba varios perfiles falsos- y programó en secreto su viaje.

La familia de Patricia ha denunciado su situación a las autoridades españolas, que están en contacto con el gobierno peruano. Sin embargo, explican fuentes policiales expertas en la investigación de estos asuntos, la complejidad legal de estos casos hace muy difícil poder traer de vuelta a la joven. “Una vez que salen de España, prácticamente no se puede hacer nada” explican.

Lavado de cerebro

Además, aseguran, el caso se complica aún más cuando la joven, a la que “se le ha sometido previamente a un lavado de cerebro”, admite que lo ha hecho de forma voluntaria. Ayer ECD se hacía eco en exclusiva de un vídeo en el que Patricia aseguraba estar en sus plenas facultades mentales, que había contactado y pasado “pruebas” del consulado español para demostrarlo, y pedía además amparo “a Podemos y Pablo Iglesias” para que la defendiesen ante los medios españoles.

“Si es mayor de edad, muestra que sus actos son voluntarios y no está en España, es muy complejo traer de vuelta a la persona” explican fuentes policiales. Sin embargo, afirman, “lo mejor que se puede hacer es crear revuelo mediático, ya que este tipo de personas –el ‘falso mesías’- huyen de los focos. Es probable que acabe renunciando o ‘expulsando’ a la chica de su entorno para evitar el seguimiento. Más aún cuando su labor de captación se realiza en redes sociales” explican.

Una docena de casos similares

En España existen actualmente entre 200 y 300 sectas activas. El número, aseguran fuentes policiales, no es exacto “porque cambian a menudo de denominación, se escinden, se unen y algunas son fugaces”. Alrededor de medio millón de españoles están bajo la influencia de estos “grupos coercitivos de manipulación de las personas”, tal y como son denominadas de cara a una investigación.

La crisis económica, el auge de ciertas tendencias ‘New Age’ (a las que recurren para camuflar su apariencia) y la penetración de las redes sociales han facilitado el trabajo a los captadores. Incluso si se encuentran en el extranjero. “Hay registrados una docena de casos muy similares a los de Patricia, de personas a las que se les capta por redes sociales, Facebook principalmente, y se las convence para unirse a la secta” explican. Interpol los sigue de cerca.

En todos esos casos hay puntos coincidentes: las víctimas suelen retirar todo el dinero que tienen a mano para organizar el viaje –en el caso de Patricia sustrajo unos 6.000 euros al negocio familiar- e irse a otro país. Principalmente en Latinoamérica, donde la legislación sobre sectas hace muy compleja la labor policial.

Latinoamérica, hogar de las sectas

En esos países, Perú en el caso de Patricia, los autoproclamados ‘mesías’ suelen regentar algún tipo de negocio relacionado con terapias alternativas de sanación o grupos de psicología alternativa.

En el caso de Félix Steven Manrique, tal y como ha podido constatar ECD, su actividad se encuentra registrada oficialmente por el gobierno peruano. Su nombre figura unido a dos empresas dadas de alta  en el año 2010: Psicología Aplicada de la Aurora Dorada y presidente de la Asociación de Corazón Compasivo.  Las dos se encuentran activas.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·