Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

“A sus órdenes”, el saludo obligatorio de los policías nacionales a sus superiores según la nueva normativa aprobada por la Dirección General

Aprobada la nueva normativa de uniforme y deber de saludo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los miembros del Cuerpo Nacional de Policía tendrán que emplear la fórmula militar "a sus órdenes" para dirigirse a sus mandos, según la nueva normativa que acaba de aprobar la Dirección General de Policía que recoge los protocolos a la hora de vestir el uniforme y saludar a los superiores, ciudadanos y autoridades.

Igualmente, ha quedado prohibida la colocación de pegatinas y adornos sobre el material de dotación policial. Recientemente se ha producido una polémica por la aparición de símbolos nacionalistas en armas y defensas de los Mossos d’Esquadra. Los agentes no podrá llevar ‘piercings’.

Uniformidad y saludo

Según ha sabido El Confidencial Digital, la Dirección General de Policía aprobó hace dos semanas una resolución por la que se establecen normas para todos los agentes en relación con el uso del uniforme y el deber de saludo.

La nueva normativa, a la que ha tenido acceso este diario, refuerza los principios sobre uniformidad recogidos en la Ley Orgánica 2/1986, que regula las funciones de los agentes del Cuerpo Nacional y, además, la obligación de llevar el uniforme en acto de servicio.

Dicha Ley Orgánica no desarrollaba la buena utilización de la indumentaria de los agentes, ni tampoco el protocolo de saludo de los policías a ciudadanos, superiores, y autoridades, y por ese motivo, la Dirección General ha aprobado la nueva resolución, dedicada a establecer las pautas de comportamiento sobre uniformidad y deber de saludo.

“A sus órdenes”, saludo obligatorio a los superiores

La nueva normativa aprobada establece las siguientes prescripciones para el saludo, en función de la persona a la que se vayan a dirigir los policías:

--A ciudadanos: Cuando un miembro del Cuerpo Nacional de Policía se dirija a los ciudadanos o sea requerido por los mismos, efectuará el saludo simbólico, usando la fórmula verbal de cortesía de “buenos días, tardes, o noches” y utilizando el tratamiento de “usted”.

--Autoridades en general o miembros del Cuerpo Nacional de Policía de mayor categoría o escala: El saludo simbólico se iniciará por el de menor categoría o escala, acompañado del término “a sus órdenes”, con el tratamiento de usted, y será correspondido por el funcionario de mayor categoría profesional.

La bandera y los reyes

--A los miembros del Cuerpo Nacional de Policía de la misma categoría o miembros de otros Cuerpos Policiales, Guardia Civil y Fuerzas Armadas, siguiendo criterios de reciprocidad, se efectuará el saludo simbólico acompañado de la formal verbal de cortesía correspondiente.

--Banderas, Himnos y Casa Real: Se saludará de forma simbólica a la Bandera e Himno Nacionales en actos oficiales y cuando las características del servicio lo permitan. El personal no uniformado saludará en estos casos con una inclinación respetuosa de cabeza a la Bandera, y mantendrá una actitud de respeto al Himno Nacional mientras se ejecuta. Así se procederá también con los reyes de España y los Príncipes de Asturias.

Tendrán el mismo tratamiento que la Bandera e Himno Nacionales, las Banderas e Himnos de las Comunidades Autónomas.

Uso adecuado del uniforme

El nuevo reglamento aprobado por la Dirección Nacional establece también una serie de normas para el uso adecuado del uniforme. Estas son las obligaciones del personal del Cuerpo Nacional de Policía cuando vistan la indumentaria oficial:

--Todas las prendas del uniforme deberán llevarse en perfectas condiciones de limpieza y pulcritud, asegurándose de que su talla es la adecuada a las medidas del usuario.

--No se adoptarán posturas contrarias al decoro propio de la dignidad del cargo que se ostente, o que causen mala imagen a la organización policial.

--Los botones, cremalleras y demás elementos de cierre de las prendas de uniformidad, deberán ir correctamente abrochados y cerrados, ajustándose debidamente la corbata cuando su uso sea preceptivo.

--El uso de la prenda de cabeza será obligatorio en los lugares exteriores y en aquellos interiores cuando, en función de las circunstancias del servicio, así se determine.

Cuando se esté descubierto, la prenda de cabeza se colocará en el lado izquierdo entre el brazo y el tronco y con la parte delantera de la misma al frente, o bien en la mano, o, en su caso, doblada en la hombrera; según se trate, respectivamente, de la gorra de plato, gorra tipo béisbol o boina.

Prohibidas las pegatinas

--Las gafas de protección solar se usarán exclusivamente en lugares abiertos y cuando las circunstancias climatológicas así lo aconsejen, pudiendo restringir su uso en atención a la naturaleza del acto, salvo el uso de gafas por prescripción facultativa. En caso de portarlas y no utilizarlas, deberán llevarse dentro de los bolsillos del uniforme, sin que, en ningún caso, se porten sobrepuestas en la cabeza o colgadas al cuello mediante cordones o lazos.

--Se prohíbe el uso de pegatinas o adornos sobre el material de dotación policial.

--Con la uniformidad de trabajo, queda prohibido introducir el pantalón en el interior de las botas

Pelo corto, barba afeitada y nada de pendientes

Además de regular el uso adecuado del uniforme, la nueva normativa se ocupa de la imagen personal de los agentes, tanto hombres como mujeres, a los que se dicta una serie de pautas:

-- El cabello deberá llevarse debidamente aseado.

--El personal masculino uniformado permanecerá bien afeitado y deberá mantener el cabello corto. El corte de pelo dejará ver la totalidad de los pabellones auditivos, sin ocultar el cuello de la camisa o guerrera.

--En caso de lucir barba, bigote, perilla o patillas, deberán llevarse aseadas y arregladas, procurándose, por motivos de seguridad, que la barba y la perilla no oculten el nudo de la corbata.

--El personal femenino uniformado usará un peinado que no impida que la cara esté completamente despejada o visible. En caso de llevar el pelo largo, este deberá ir recogido con un prendedor del color de la uniformidad.

--Por motivos de seguridad, no se permite el uso de pendientes con la uniformidad de trabajo, ni otro tipo de complementos de joyería o bisutería habitualmente conocidas como “piercings” o similares, en zonas corporales visibles al público en general, así como pulseras de cualquier tipo.

Con el Uniforme de Gala de Representación y Gran Gala, será de uso potestativo y exclusivo para el personal femenino los pendientes, siempre que su tamaño no sobrepase el lóbulo de la oreja, y se lleven en pareja iguales entre sí.

--Con carácter general, no se permiten peinados, maquillajes, complementos o cualquier otro elemento, que puedan ser considerados estrambóticos, extravagantes o contrarios a la imagen de la organización policial que se debe trasmitir a los ciudadanos.

Acusaciones de "militarización"

Según ha podido constatar El Confidencial Digital en las diferentes asociaciones de la Policía Nacional, el nuevo reglamento aprobado por la Dirección General no ha sido bien recibido, ni entre los propios agentes ni por los sindicatos policiales, que acusan a la cúpula del Cuerpo de querer “militarizar” a los policías.

Según los sindicatos, algunas de las normas "vienen a consolidar una tendencia que estamos viviendo en el último año, de exigir a los agentes un comportamiento militar a pesar de pertenecer a un cuerpo civil".

Desde que comenzó la legislatura, el Cuerpo Nacional de Policía ha tomado una serie de medidas que parecen orientadas a "militarizar el Cuerpo", como la creación de un nuevo uniforme que recordaba más al de un cuerpo militar, dar instrucciones a los agentes antidisturbios de que se afeitaran las patillas, y la celebración de con honores militares actos protocolarios.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··