Lunes 11/12/2017. Actualizado 18:51h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

El TSJ considera que la decisión no se ajusta a la legalidad

Un juez anula una prueba de droga a la que tuvo que someterse un guardia civil obligado por su superior

El jefe de la comandancia de Pamplona pidió a uno de sus subordinados que se hiciera un test de orina para comprobar si consumía sustancias estupefacientes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los hechos se remontan a julio de 2013. El comandante J. B., de la comandancia de Pamplona, ordenó a uno de sus agentes a someterse a un test antidroga para comprobar si había sustraído sustancias estupefacientes. Ahora, un juez da la razón al subordinado.

Control de alcohol de la Guardia Civil. Control de alcohol de la Guardia Civil.

El jefe de la comandancia utilizó un supuesto escrito anónimo para justificar por qué realizaba el test de droga al agente. En el escrito, redactado en mayúscula y que recibieron altos mandos de la Guardia Civil en su despacho, se podía leer:

“Mi coronel,

Soy un guardia destinado en una unidad de la Comandancia de Navarra y me dirijo a usted por este medio porque no quiero revelar mi identidad. Quiero contarle unos hechos que considero muy graves, los cuales están ocurriendo en la USESIC de Pamplona para que usted les ponga remedio.

Tengo conocimiento de la existencia de dos guardias de esa unidad que consumen drogas, lo que me parece una auténtica barbaridad y vergüenza. No tengo más remedio que utilizar esta forma de contarle las cosas, pues si usara otra sería repudiado cual gusano.

Los dos guardias de los que le hablo son C. [el apellido se omite] y un tal Andrés, aunque es muy probable que no sean los únicos.

Le pido por favor que haga algo. El consumo de drogas de estos “guardias” es conocido por mucha gente, pero nadie hace nada, y cuando deciden tomar cartas en el asunto, resulta que los drogatas deberían ser readmitidos en su unidad y ahora los compañeros destinados allí van a tener que volver a trabajar con unos conocidos consumidores de drogas.

A sus órdenes”.

Unas horas más tarde, el agente era obligado por su superior a acudir al botiquín del servicio de Sanidad de la comandancia para someterse al citado test antidroga. En un principio, el agente se negó, lo que le acarreó una sanción muy grave por negarse a acatar la orden de un superior.

Finalmente, el guardia civil tuvo que someterse a la prueba de droga, acatando la orden.

Ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha dado la razón al agente, que recurrió la orden. En una sentencia fechada el pasado 15 de junio, los magistrados de la sala de lo contencioso-administrativo consideran que la orden no se ajusta a la legalidad

Fuentes de la comandancia de Pamplona explican a ECD que el servicio de informática de la Guardia Civil descubrió que el anónimo que precipitó el test antidroga fue redactado, además, en un ordenador que pertenecía a la cúpula del cuerpo. Concretamente, al citado comandante que ordenó que se realizará el análisis de orina.

Estaba redactado en formato Word y, al proceder a una revisión, fue descubierto en los ficheros informáticos. El anónimo fue enviado, vía correos, al coronel de la Comandancia y al jefe de las unidades de seguridad ciudadana.

Lea pinchando aquí la sentencia completa.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··