Domingo 19/11/2017. Actualizado 11:46h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

La rocambolesca historia de la familia Rubenach Roiz y sus dos hijos etarras: intento de suicidio, una cicatriz en la cara y amenazas a funcionarios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los Rubenach Roiz son una familia de Bilbao cuyos dos hijos se encuentran en prisión acusados de integración en banda terrorista. Recientemente, uno de ellos, ha sido entregado a España por Francia de manera temporal. Esta es la historia de una familia de etarras.

La rocambolesca historia de esta familia se remonta al 25 de junio de 1990 cuando Germán Rubenach participa en un tiroteo en la Foz de Lumbier con agentes de la Guardia Civil. En el mismo, fallecen sus dos compañeros de ‘comando’, además de un sargento del cuerpo.

En ese suceso, Germán Rubenach intenta pegarse un tiro en la sien con su arma. Pero no lo consigue y queda malherido. Fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por El Confidencial Digital aseguran que el etarra se recuperó de sus herida y, desde entonces, luce una cicatriz en su rostro.

Su hermano, Juan Luis, también ingresó en la banda terrorista. Ahora tiene 45 años y acaba de ser entregado temporalmente por delitos de tentativa y asesinato terrorista, lesiones terroristas y estragos terroristas. Fue integrante del ‘comando Madrid’ y se le considera autor del atentado con explosivos contra el general Justo Oreja Pedraza el 28 de junio de 2001, diez años después de la detención de su hermano. Capturado por la policía francesa en 2003, estaba interno en la cárcel de Fleury Merogis.

Funcionarios de prisiones consultados por ECD cuentan que las visitas de los familiares de Germán Rubenach eran en la mayoría de las ocasiones muy tensas. Interno en varios centros penitenciarios, estas fuentes comentan que los insultos y las amenazas hacia los trabajadores eran habituales entre los íntimos de los Rubenach. En todos los casos, añaden, los funcionarios pasaban por escrito al director de la prisión la incidencia.

Considerada por fuentes de la lucha antiterrorista como una de las familias “duras” del entorno etarra. Incluso, el hijo preso en España ha sido alejado del País Vasco en varias ocasiones. A día de hoy, se encuentra en la cárcel de alta seguridad de El Puerto III, en Cádiz.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·