Sábado 20/01/2018. Actualizado 18:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

La crisis también afecta al terrorismo yihadista: optan por atentados ‘baratos’ pero de gran impacto económico, objetivos vinculados al petróleo y autorizan la delincuencia común

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La crisis económica mundial ha modificado el ‘modus operandi’ de Al Qaeda. Según los expertos, el actual objetivo primordial de sus ataques contra occidente es favorecer el hundimiento de la economía americana y europea mediante pequeños ataques que ‘asusten’ a los mercados, sobre todo al del petróleo. También han modificado sus redes de financiación.

Un reciente estudio del experto universitario en yihadismo Manuel R. Torres Soriano (publicado en la revista ‘Seguritat Pública’, editada por la Generalitat catalana) analiza el impacto de la crisis en los objetivos de Al Qaeda.

En él se concluye que la propaganda yihadista ha asumido como éxito propio la recesión mundial, que achaca directamente a los atentados del 11-S y a otros importantes ataques de la red terrorista en Europa.

Al Qaeda, afectada por la crisis

La crisis no sólo ha supuesto una ventaja propagandística para Al Qaeda. De hecho, muchas de sus células han visto mermada su operatividad debido a las dificultades financieras que atraviesan sus miembros.

Un ejemplo de ello es Afganistán. Allí, algunos lugartenientes de los talibanes han admitido que tienen dificultades para poner en marcha ciertas operaciones de martirio, ya que falta efectivo para la logística del atentado.

Dicen que, pese a que la crisis ha afectado a la capacidad de reclutamiento, esta sigue siendo alta. Aseguran tener cientos de voluntarios para inmolarse, aunque carecen de medios económicos para llevar a cabo los atentados.

Cómo aprovechan la crisis

Para Al Qaeda, cualquier objetivo –por menor que sea- cuyo golpe suponga un duro efecto para la economía occidental se ha convertido en objetivo principal. Así actuaron cuando en 2010 enviaron paquetes bomba desde Yemen a Estados Unidos a través de dos aviones de transporte urgente.

Aquel intento fallido de atentado –cuyo coste no superó los 4.000 dólares- motivó una serie de cambios en el sistema de control aéreo de mercancías que multiplicó el coste de esta vía de transporte.

Además, según ha reconocido Al Qaeda, la crisis económica en que está sumida Occidente anima a las sociedades a reclamar a sus gobiernos una política exterior más ‘encogida’. Esto supone una menor involucración de Europa y Estados Unidos en los asuntos árabes.

Instrucciones precisas

Al Qaeda ha ofrecido a sus adeptos una serie de instrucciones precisas para que aprovechen y amplifiquen los efectos de la crisis sobre sus ‘enemigos’:

--Incentivar el boicot al consumo de productos estadounidenses y de otros países que destaquen en la “guerra contra el islam”.

--Marginar el dólar como moneda para los negocios y apostar por el oro como valor-refugio.

-- Priorizar los ataques terroristas que dañan la economía occidental.

-- Recurrir a la delincuencia como estrategia de financiación y debilitamiento del enemigo: se autoriza la criminalidad sólo contra ‘infieles’. El Corán, en su interpretación radical, considera que la propiedad privada no existe para los ‘infieles’, por tanto, se puede robar y secuestrar siempre y cuando gran parte del ‘botín’ sea destinado a financiar la yihad.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·