Martes 23/01/2018. Actualizado 14:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Saldrá a la calle “en días” por aplicación del ‘fallo Parot’

La tranquila vida en la cárcel del asesino de las niñas de Alcàsser

Miguel Ricart trabaja en el comedor y es asiduo del gimnasio. La Audiencia de Valencia ha solicitado su expediente para poner en marcha la puesta en libertad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El recuerdo del terrible crimen de las niñas de Alcàsser aún pervive en la memoria colectiva de los españoles. Veinte años después, el asesino, Miguel Ricart, está más cerca que nunca de salir de la cárcel. Pidió la puesta en libertad en 2011, y ahora, con la derogación de la doctrina Parot, la Audiencia de Valencia ha iniciado trámites para la excarcelación. Entretanto, el preso continúa con su rutina carcelaria, trabajando en el comedor y ejercitándose en el gimnasio.

Miguel Ricart. Miguel Ricart.

Según ha sabido El Confidencial Digital, Ricart no ha alterado ninguna de sus costumbres en la cárcel desde que conoció el fallo del Tribunal de Estrasburgo, y tampoco ha expresado alegría ante la posibilidad de abandonar la prisión a corto plazo: “Se ha mantenido aislado, sin conversar con nadie sobre el asunto”.

Su familia no quiere saber nada de él

Funcionarios de la prisión de Herrera de La Mancha, en Ciudad Real, a la que el asesino de las niñas de Alcàsser fue trasladado desde Zuera en 1999, tras recibir amenazas en el penal aragonés, revelan a El Confidencial Digital cómo se desarrolla en estos momento su día a día en la cárcel.

Según esas fuentes, Ricart lleva una vida “muy monótona” en la prisión manchega, con “unas actividades que repite día a tras día sin variación”. A esa rutina ha contribuido también el hecho de que no reciba ninguna visita: “Su familia no quiere saber nada de él”, explican.

Los funcionarios de prisiones explican que el asesino de las niñas de Alcàsser vive en un módulo común, y comparte celda con un delincuente con delitos menores.

Trabaja en el comedor de la cárcel

Durante los años que lleva en prisión, Ricart ha realizado varios cursos y talleres para intentar rebajar su condena, y también ha desempeñado trabajos dentro de la cárcel con el mismo fin.

En la actualidad, trabaja como repartidor en el comedor de la cárcel. Aunque su puesto le permite tener contacto con gran parte de los presos, apenas habla con nadie: “Es una persona muy callada, no ha entablado ninguna relación especial en los años que lleva ingresado”.

Ejercicios en el gimnasio

Otra de las actividades que mantienen ocupado a Miguel Ricart buena parte de cada día en la cárcel son sus sesiones en el gimnasio.

Las fuentes consultadas explican que el asesino de las niñas de Alcàsser puede pasarse “horas” ejercitándose. Sobre todo, realiza tareas para fortalecer los brazos.

A pesar de querer mantenerse en forma, no ha abandonado una de sus viejas costumbres, que tenía antes de ingresar a prisión: fuma constantemente. Los funcionarios de prisiones explican, a este respecto, que “es difícil no verle con un cigarrillo en la boca”.

A la espera de la orden de excarcelación

Después de que el Tribunal de Estrasburgo derogó la doctrina Parot, la Audiencia Provincial de Valencia solicitó, el pasado 25 de octubre, el expediente de Miguel Ricart para iniciar los trámites para su excarcelación.

Según las fuentes judiciales consultadas por ECD, al haber solicitado Ricart, en 2011, su salida de prisión, “no es necesario que el abogado de oficio vuelva a pedirla”, por lo que la Audiencia Provincial está actuando “de oficio”.

Una vez que Prisiones envíe al tribunal la información requerida, “la orden de puesta en libertad de Ricart será cuestión de días”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··