maquinas
La voz del lector

No somos nadie... sin las máquinas

Mi primera lavadora automática duró dos décadas. La última no ha llegado al lustro. No interesa, no interesa. Me cachis en la mar...¡si no fuera porque no somos nadie sin las máquinas!