El triunfo definitivo del calzado cómodo