Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

Adiós a Kosovo: todos los datos, declaraciones y polémicas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La retirada de Kosovo ha puesto de manifiesto problemas de coordinación en el Gobierno y ha causado polémica tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Consulte aquí lo acontecido y las palabras de los protagonistas.

- El 18 de marzo, el presidente Rodríguez Zapatero y la ministra de Defensa, Carme Chacón, deciden finalmente retirar las tropas de Kosovo, poniendo así término a diez años de participación española en la misión de la OTAN en la antigua provincia serbia.

- Más de 22,000 militares españoles han pasado por Kosovo. Los 620 aún presentes se van a ir replegando gradualmente y en coordinación con la OTAN, según ha prometido Chacón. Pese a no reconocer nuestro país la independencia de Kosovo, los soldados españoles han sido muy bien valorados por la población kosovar.

- Un año después de la independencia de Kosovo, España no ha reconocido ni va a reconocer a Kosovo como Estado. Esta es la razón fundamental de la retirada de las tropas. La ministra Chacón tenía otras dos razones: el hecho de que Gran Bretaña ya hubiera venido replegando tropas sin causar escándalo, asunto que había molestado no poco la ministra, y los problemas presupuestarios de su departamento.

- Debe recordarse que, si España no reconoció en un principio a Kosovo, nuestro país no se negó a reconocerlo más tarde. Ahora esa política: el no reconocimiento es, por el momento, una política estable.

- Se ha criticado que la retirada de las tropas se haga precisamente después de un año de independencia kosovar y no antes. Aunque la calificación de “misión cumplida” que pronunció Chacón es competencia de los mandos de la OTAN, España, dado su no reconocimiento de Kosovo, tiene una política de “no obstaculizar pero no participar” en operaciones que impliquen cuestiones administrativas –justicia, aduanas, orden público- como la misión de la UE EULEX, por las que pueda inferirse que España reconoce a Kosovo.

- Ni el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ni ningún otro ministro, ni el embajador de España ante la OTAN, Conde de Casa Miranda, ni la ONU, ni la administración norteamericana, ni los socios de la OTAN y la UE, sabían de la retirada de las tropas españolas en Kosovo: el primer anuncio de Zapatero y Chacón se le hizo a Jaap de Hoop Scheffer, secretario general de la OTAN, quien a su vez informó al representante español ante la Alianza Atlántica.

- La administración estadounidense fue informada mediante comunicación del secretario general de política de la Defensa, Luis Cuesta, al encargado de negocios de la embajada norteamericana en Madrid.

- El jueves 19, Chacón realiza el anuncio ante los soldados destacados en Kosovo. Ante el temor de que su discurso se produjera más tarde lo previsto, la ministra escenificó el comunicado ante las televisiones para que saliera el mensaje en los telediarios del mediodía.

- El mismo día 19, el Departamento de Estado de EEUU llama a Jorge Dezcallar, embajador español en Washington, pero este no sabe nada. A última hora del jueves, Exteriores envía un telegrama a las embajadas informando de la decisión.

- Tras conocerse la noticia, las críticas se suceden: un portavoz del Departamento de Estado de EEUU subraya cuatro veces la “profunda decepción” que la decisión les causa, siendo el primer portavoz oficial de la administración Obama que emite un comunicado tan duro. Esta condena se hizo sentir muy especialmente en la Moncloa.

- El ministro de Exteriores checo, Karel Schwarzenberg, cuyo país ostenta la presidencia de turno de la UE, calificó la decisión de “deplorable”. En el ámbito europeo, Alemania e Italia se han mostrado especialmente descontentos con España, sobre todo una Italia bajo cuyo mando está España en Kosovo y en Serbia.

- Jaap de Hoop Scheffer, secretario general de la OTAN, mostró en una reunión preparatoria de la cumbre de los días 3 y 4 de abril en Kiehl y Estrasburgo, su “ira y frustración” por la noticia. Poco antes, en declaraciones a la prensa había afirmado que "Cualquier cambio significativo en (…) la KFOR debería ser resultado de una decisión dentro de la Alianza en el momento en el que haya un acuerdo acerca (…) de  Kosovo, y ese momento todavía no ha llegado".

- La noticia sorprendió a Bernardino León, secretario general de la presidencia del Gobierno, y a Félix Sanz Roldán, ex Jefe del Estado Mayor de la Defensa y actual Alto Representante para la Presidencia Española de la Unión Europea, en viaje a EEUU para negociar el minutaje de la próxima entrevista Zapatero-Obama en el mes de abril. Conocedores de la noticia al repostar su avión en las islas Azores, León y Sanz Roldán, en su entrevista con el Consejero de Seguridad James L. Jones, amigo cercano del militar español, tuvieron que añadir a su misión previa el dar explicaciones a EEUU por la retirada de Kosovo. Conforme explicó León, EEUU “ya pasó página” y mostró su “comprensión”.

- León, ante la prensa, se mostró crítico con las formas empleadas por Chacón, lo cual, paralelamente, recoge el malestar de la diplomacia española por el escaso uso que se ha hecho de sus oficios en este asunto.

- La «comprensión» norteamericana se debió, según León, a la promesa de que el repliegue se prolongaría el tiempo que fuera necesario. El subsiguiente enfado de Chacón llevó a que la ministra pidiera a Zapatero su respaldo en la confrontación, y, tras obtenerlo, difundió un comunicado insistiendo en que el grueso de la fuerza volverá a casa antes de que finalice el verano.

- El Gobierno también ha sido criticado por ofrecer explicaciones mediante emisarios a EEUU antes que a la OTAN.

- En Moncloa se ha lamentado la mala estrategia de comunicación empleada pues la oferta de más tropas en Afganistán ya no será considerada como la aportación de un aliado sino como la compensación del error de las malas formas empleadas en la salida de Kosovo.

- Las críticas internas también han arreciado, quedándose solo el Gobierno en sede parlamentaria en las sesiones plenarias de martes y miércoles. El grupo popular, con Rajoy y Sáenz de Santamaría a la cabeza, CiU y PNV, fueron los más acerbos en su recusación del Gobierno.

- Javier Solana, en condición de Míster PESC, y a pesar de su escasa sintonía tanto con el presidente del Gobierno como con sus políticas, pidió que se respetara la “decisión soberana” de España, aun cuando también reclamara una toma de decisiones “colectiva” y “en el marco de las instituciones”.

- Carme Chacón, dio el día 26 explicaciones detalladas al secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, sobre la retirada de Kosovo y ambos acordaron mantener abierto un proceso de consultas que permita realizar el repliegue militar de forma gradual.

- Para la especulación futura queda ahora la figura de Chacón, con su imagen dañada por estos acontecimientos, campaña a la que significativamente se han sumado los medios de PRISA por su viejo enconamiento contra Miguel Barroso, marido de la ministra e íntimo de Zapatero. Dentro de los planes de lanzamiento personal de Chacón, alentados por Barroso y Zapatero, el ministerio de Defensa es uno de los más seguros y retributivos en términos de imagen pues la parte principal del guión consiste en no abandonar el carril indicado por la OTAN.

- Ahora, sin embargo, Zapatero y Chacón han decidido abandonar unilateralmente esa vía, y esto puede ir en contra de la imagen de una mujer impulsada desde Moncloa por ser mujer, catalana, hija de inmigrantes, joven, madre, y ministra de Defensa tras amplia experiencia política en otros ministerios y en el Congreso de los Diputados.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··