Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

¿Deberían desvelar los partidos durante la campaña con quién van a pactar?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las mayorías absolutas se consideran un bien tan preciado como propio del pasado y los partidos asumen la negociación como el primer escalón para llegar al poder. No obstante, si la necesidad de acuerdo es tan evidente, ¿deberían desvelar los partidos durante la campaña con quién van a pactar?

Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias posan antes del debate. Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias posan antes del debate.

El último CIS antes del 26-J dibujó un panorama muy parecido al de las pasadas elecciones y confirmó lo que desde hace un año se viene intuyendo: para gobernar en España, es necesario pactar.

Para responder a esta pregunta, El Confidencial Digital se ha puesto en contacto con referentes periodísticos de las distintas cabeceras del país, con experiencia política y muchas campañas electorales a sus espaldas.

Ningún candidato, excepto Iglesias, lo aclaró en el debate

En el debate del 13 de junio, los moderadores dedicaron un espacio concreto para abordar la pregunta. Los candidatos debían ir respondiendo uno a uno, pero la realidad es que solo Pablo Iglesias fue claro en su respuesta: “Haremos la misma propuesta: un pacto de Gobierno en coalición con el PSOE”. Determinación que también demostró a la hora de designar a su adversario: “Nuestro rival es el Partido Popular”

Mientras, Rajoy apostó por “pactar con los españoles”, Sánchez por centrarse en “salir a ganar” y Rivera enfatizó que a él no le importaba “el con quién, sino el para qué”.

Con el paso de los días, y a medida que se acercan las elecciones, si bien los partidos se han pronunciado al respecto, siguen manteniendo cierta ambigüedad. Es el caso de Ciudadanos, del que según Lucía Méndez (periodista de El Mundo) “podríamos concluir que no van a pactar con un Rajoy al que no conceden autoridad moral porque, de hacerlo, Albert Rivera se quedaría sin discurso”, pero se desconoce si lo hará con otro político del PP o si apostará por revalidar el acuerdo con el PSOE.

La respuesta que tanto buscan los votantes

Una vez que la victoria del PP se da casi por segura, los electores miran más allá: se preguntan qué ocurrirá después del 26 de junio y cómo emplearán su voto, “aunque luego hacen lo que quieren”; recuerda Pablo, estudiante de Derecho. “El 20-D voté a Rivera porque dijo que apoyaría a la lista más votada, pero luego pactó con Sánchez. De haberlo sabido, no me habría decantado por Ciudadanos.”

Con esto, Lucía Méndez opina que, por supuesto, “a los ciudadanos les conviene saberlo, pero no a las formaciones darlo a conocer.” En ocasiones por estrategia electoral y en otras porque, dentro de los propios partidos, “no es una decisión tomada”.

En esta última circunstancia, la periodista sitúa al PSOE, de quien sostiene que “debería haber tomado la decisión de las alianzas después del 20-D, pero el Comité Federal estipuló no pactar ni con el PP ni con Podemos. Pedro Sánchez, por tanto, solo está manteniendo la posición oficial del partido.”

No obstante, Ignacio Camacho (columnista de ABC) apunta que, aunque la duda se mantiene en el electorado, tanto en las elecciones de diciembre como en las del 26 de junio, “se perciben ciertos automatismos en la opinión pública” sobre todo entre los votantes de centro-derecha: “Dan por sentado que PP y Ciudadanos pactarán y, ni el ejemplo de que puede no ser así (alianza de Albert Rivera con Pedro Sánchez) es suficiente para diluir esta sensación.”

Cuestión de transparencia y honradez

Durante la campaña, las palabras transparencia y honradez están siendo unas de las más mencionadas por los candidatos. En esta línea muchos consideran parte de la responsabilidad y obligación de los políticos clarificar su posición en las futuras mesas de negociaciones.

Sin embargo, Lucía Méndez mantiene que “en la teoría y en términos generales es más honesto aclarar con quién pactarán, predicar el buenismo” y es lógico que “los votantes -que no formamos parte de la clase política- lo exijamos, pero en la práctica es distinto.” O en otras palabras -las de Ignacio Camacho- “prima la estrategia de captación de voto sobre el interés del electorado.”

Una forma de autolimitarse

Otro de los motivos por los que las formaciones evitan definir su postura es la limitación que esto les supondría después, y más si se tiene en cuenta que desconocen la manera en que se comportará su socio potencial. Pedro Sánchez lo comprobó en persona cuando Pablo Iglesias le trajo una “sonrisa del destino” que incluía la Vicepresidencia y los ministerios estratégicos como condiciones ineludibles para el pacto.

Al respecto, Ignacio Camacho añade a modo de conclusión que “los partidos no desvelan con qué formación pactarán porque, entonces, se arriesgan a que los electores voten directamente a quien se ha señalado como aliado.”

Es el caso de Rajoy, quien desde el 20 de diciembre ha venido apostando por una gran coalición con el PSOE y Ciudadanos que dé “estabilidad política al país”. Sin embargo, frente a los nuevos comicios, el presidente en funciones opta porque “se deje gobernar a quien los españoles le den más votos”, partido que por lo que muestran las encuestas será el suyo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·