Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

¿Detecta el examen del carnet si se sabe conducir?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Para sacarse el carnet de conducir en España hace falta aprobar dos exámenes, uno teórico a modo de test de 30 preguntas y otro práctico que consiste en circular por la vía pública siguiendo las indicaciones de un examinador. Para pasar esas dos pruebas, los alumnos se preparan con clases, pero no son pocos quienes se preguntan: ¿El examen de conducir sirve para aprender a circular con un coche?

Coches de autoescuela en un centro de exámenes de la DGT. Coches de autoescuela en un centro de exámenes de la DGT.

No todo el mundo puede presentarse al examen de conducir, ya que hacen falta cumplir unos requisitos mínimos como ser residente español o tener un mínimo de 18 años de edad (aunque a los 17 años se puede iniciar con las clases teóricas y prácticas y, tres meses antes de cumplir 18 años, es posible presentarse el test de conducir teórico).

También se ha de contar con las aptitudes psicofísicas requeridas para poder ser declarado apto por la Jefatura Provincial de Tráfico en las pruebas teóricas y prácticas. Todo el proceso supone aproximadamente unos 7 meses y se ha de pagar unos 720 euros de media, dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que se haga.

Tras presentar la documentación requerida en la Jefatura Provincial de Tráfico, el aspirante al carnet de conducir deberá buscar una autoescuela para apuntarse. También existe la posibilidad de hacerlo por libre, pero será mucho más costoso ya que necesitará conseguir un coche con dos pedales y el precio resultará mucho más elevado.

Una vez matriculado, obtendrá el material para el estudio teórico: libros, manuales y en algunos casos, tutoriales y videos online. Y posteriormente hay que realizar un test psicotécnico en un centro de reconocimiento de conductores que esté avalado por la DGT. El coste de este test será entre 40 y 80 euros.

Consta de un examen general de salud, un test de visión y audición y una prueba de coordinación con la ayuda de un simulador. Con esta prueba, la Jefatura Provincial de Tráfico de la provincia que le corresponda, determinará si el candidato es apto para conducir un vehículo.

Examen teórico

Una vez realizado todo este proceso, el candidato ya está listo para afrontar el examen teórico. Para ello, deberá asistir a las clases en la autoescuela, estudiar los manuales y realizar varios exámenes de prueba para ir entrenando.

El examen consta de 30 preguntas de las cuales, como mínimo, se deben acertar 27. Con 4 fallos se suspende el test, pero se puede realizar nuevamente sin ningún coste adicional. Pero en caso de suspender el test de conducir teórico de la DGT dos veces, entonces se deberá pagar nuevamente las tasas. Aprobar este examen es imprescindible para poder presentarse al práctico.

Examen práctico

Para realizar el examen práctico, también hay que asistir a una serie de clases. En ellas, el profesor enseñará al alumno a manejar el coche y a circular por la vía pública. Dependiendo de si el alumno aprende rápido o no, se deberán realizar más o menos clases hasta que esté totalmente preparado para realizar el examen.

En la prueba, el profesor se sentará, como siempre, en el asiento del copiloto. Pero esta vez, un examinador de la DGT irá sentado en el asiento trasero y, a lo largo de 30 minutos aproximadamente, irá dando distintas indicaciones que el alumno deberá seguir.

Durante ese período, el examinador evaluará sus habilidades y capacidad para conducir. Y al finalizar la prueba, el examinador le hará saber si ha pasado o no la prueba y puede ser que le haga algunas observaciones para que las tenga en cuenta.

En caso de suspender, se puede repetir la prueba en un lapso de una semana sin tener que hacer prácticas adicionales. En caso de suspender dos veces y tener que renovar tasas, entonces se deberán esperar dos semanas y hacer, como mínimo, cinco clases prácticas adicionales.

Renovar cada diez años

Una vez aprobado el examen práctico, la autoescuela proporciona al alumno un carnet provisional hasta que el definitivo esté listo. Y en los primeros dos años de carnet, el conductor deberá llevar obligatoriamente el cartel con la L en la parte izquierda del cristal trasero del coche cada vez que conduzca. De no llevarlo, se arriesga a ser sancionado.

Pero después de 10 años de haber obtenido el permiso de conducir, hay que renovarlo. Para ello se ha de acudir a un centro de reconocimiento de conductores para solicitar la renovación. También se puede renovar el carnet de conducir por medio de la DGT, pero el proceso será más lento.

Y para renovarlo se ha de realizar nuevamente el test psicotécnico y abonar el coste. Además de abonar la tasa de renovación del carnet que oscila entre los 25 y los 85 euros, dependiendo del centro.

Cuestiones a mejorar del examen

Una examinadora ha manifestado a El Confidencial Digital que el examen de conducir en España tiene también algunos puntos a mejorar. Por ejemplo, critica que la mayor parte de los alumnos solo quieren aprender a superar el examen práctico.

Además, el examinador solo evalúa los minutos que dura el examen y en los 30 minutos que dura “se demuestra mucho, pero no lo suficiente, porque el factor nervios influye mucho”. Solo se evalúa el momento, sin valorar el proceso de aprendizaje que el alumno haya podido demostrar en las clases.

En este sentido, los examinadores deben pedir las cartillas de evolución del alumno, algo que la mayoría no hace porque dicen que “se ven condicionados por ello”, ya que si el alumno lleva pocas clases “se piensan que no está preparado y se lo ponen más difícil”, mientras que si lleva muchas tienden más a “ayudarlo”.

Huelga de examinadores

Las malas condiciones de trabajo de los examinadores les ha llevado a convocar una huelga en España los pasados meses de junio y julio, dejando sin examinar a miles de candidatos. Además, en este mes de septiembre pueden llegar a convocar una huelga indefinida si no llegan a un acuerdo con el Gobierno.

Ellos denuncian que son muy pocos para tantos alumnos, que los exámenes han bajado mucho su nivel de enseñanza y que los alumnos que aprueban tienen cada vez menos nivel. Y también han denunciado ser víctimas de agresiones.

La examinadora consultada por El Confidencial Digital considera que “el alumno no tiene culpa del problema con la falta de examinadores y que haya un cupo de examinar solo a cuatro alumnos por profesor”.

“Si los exámenes se prorrogan a 21 días o más entre convocatorias, es imposible que el alumno dé clases durante tanto tiempo. Por consiguiente, dan dos o tres antes del día del examen y eso conlleva a que el alumno se tira entre convocatorias entre 10 y 15 días sin coger el coche. Por eso hay poco nivel de enseñanza y los examinadores son conscientes de ello”, denuncia la examinadora.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·