Lunes 23/10/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

¿Tiene España posibilidades reales de ganar la Eurocopa?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

España es una de las selecciones candidatas a ganar la Eurocopa de Francia. Sería el tercer gran título europeo consecutivo conseguido por ‘La Roja’, algo que nunca ha logrado nadie. Sin embargo, la fuerza de la Alemania campeona del mundo o la juventud de Francia, anfitriona del torneo, pueden ponérselo difícil a los de Del Bosque. ¿Qué posibilidades reales hay de que España gane la Eurocopa?

La Selección Española gana la Eurocopa. La Selección Española gana la Eurocopa.

Para ganar un título como la Eurocopa no sólo hace falta talento. El estado de forma físico, la cohesión del equipo, la moral y la suerte son factores fundamentales a tener en cuenta. Estas son algunas de las claves a tener en cuenta para analizar las posibilidades de España en este campeonato:

-¿En qué forma física llega España?: el futbol nacional se ha confirmado esta temporada como el más exitoso a nivel europeo. De los cuatro finalistas de grandes competiciones –Champions League y Europa League-, tres eran españoles: Real Madrid, Atlético de Madrid y Sevilla. Eso supone una carga de partidos para parte de la plantilla de la selección muy intensa. Por suerte, son pocos los jugadores que han llegado hasta el final en varias competiciones (Ramos, Koke, Juanfran…) con muchos minutos acumulados. Por tanto, es de esperar que desde el final de la Liga –tanto la Premier como la competición española- al grueso de la selección española le haya dado tiempo a recuperar el físico perdido por el desgaste de la temporada. Jugadores como Busquets, Iniesta –que mostró una gran forma física en el tramo final-, Piqué, Alba, Silva, Pedro, Cesc, Nolito (que está en pico de forma), Morata (no ha sido tan habitual en las alineaciones de la Juventus) … han podido descansar durante algunas semanas antes de la cita francesa. España llega mejor a esta Eurocopa que al Mundial de Brasil, el gran fracaso de esta generación.

--¿Es España un equipo cohesionado?: una de las claves del éxito de la selección en la última década ha sido su cohesión como equipo. Para ello ha sido fundamental la presencia de jugadores como Puyol, Casillas o Xavi. Tres pesos pesados que han ido perdiendo peso hasta incluso dejar La Roja -como los dos catalanes-. El máximo referente actual es Sergio Ramos, sobre el que recae la misión de mantener unido al vestuario. Es una incógnita saber si el equipo podrá mantener su nivel perdiendo a algunos de sus líderes más carismáticos. Sin embargo, la presencia de gente con mucha experiencia como Casillas o Aduriz también puede ayudar a los más jóvenes -como Bellerín o Lucas Vázquez- a encontrar acomodo en el vestuario de la selección. La mezcla de juventud y veteranía suele ser sinónimo de buen rendimiento. Pedro y Cesc son un claro ejemplo de lo que busca Del Bosque: una renovación pausada de la generación más exitosa de la historia del fútbol español. Dos jugadores que no han sido determinantes esta temporada en sus equipos, pero que son piezas claves en el vestuario de los éxitos. El bloque sigue ‘casi’ intacto.

--España tiene un plan B: a diferencia de lo que venía ocurriendo en citas anteriores, esta vez España llega a la Eurocopa con un Plan B en ataque. Algo que siempre se le había achacado como debilidad a La Roja. La ausencia de un delantero por lesión solía cubrirse con la figura del ‘falso 9’, donde solía aparecer Cesc. No sólo por convicción táctica del seleccionador, sino también por falta de recursos. La llegada de Aduriz -gran cabeceador- y de Lucas Vazquez -especialista en centros desde su banda- supone un ‘plan B’ para aquellos partidos atascados donde el juego de España se vea bloqueado por una defensa férrea -como ocurrió en Brasil- En Sudáfrica sí hubo plan B, y de él dependió el pase en algunos partidos -como la eliminatoria contra Portugal- en los que la alternativa de Navas-Llorente consiguió abrir huecos en la defensa rival.

--Iniesta: la temporada de Iniesta ha ido de menos a más. O mejor dicho, a muchísimo más. Durante la primera temporada de Luis Enrique al frente del F.C.Barcelona, al manchego se le reservó un papel discreto en la zona del medio del campo, orientado a la recuperación y creación al primer toque. Algo que le alejó de la línea del área, donde Iniesta puede ser letal en segundas jugadas o llegando desde atrás -así llegó el gol que proclamó a España campeona del mundo en 2010-. Sin embargo, la evolución lógica de la táctica de Luis Enrique ha dado mucho más peso en la creación de jugadas de ataque a Iniesta: se le ha permitido brillar. Y esta temporada lo ha hecho, con un juego sobresaliente. España tendrá en Francia al mejor Iniesta, ese que algunos ya daban como perdido. Él debe ser la referencia del conjunto nacional.

--Motivos para el pesimismo: hasta aquí, algunas de las claves que permiten soñar con una España campeona de Europa por tercera vez consecutiva. Sin embargo, hay otros detalles que hacen la gesta no sólo difícil, sino extremadamente complicada de conseguir. En primer lugar, los rivales. Francia tiene una selección joven y talentosa -Pogba, Kanté, Griezmann…- que juega ante su público. Esta selección se ha propuesto darle a los franceses un motivo para sonreír después de dos años muy duros para el país, marcado por la amenaza del terrorismo islamista. Sólo un exceso de presión podría ponerse en su camino. Eso y Alemania, la campeona del mundo en 2014 y favorita entre favoritas para conseguir esta Eurocopa. El bloque alemán, pese a ciertos tropiezos en la clasificación, es la selección más fuerte de las 24 que forman el campeonato. A ello hay que sumarle una joven Bélgica, a la que muchos situaban como la ‘tapada’ del anterior Mundial y que finalmente sucumbió por su exceso de juventud. Esta vez llegan con dos años más de experiencia. O las ‘casi’ siempre fiable Italia e Inglaterra. Cualquiera de ellas será difícil de superar en un enfrentamiento a un partido contra España.

 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·