Miércoles 22/11/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

¿Existe un Halloween a la española?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

¿Sabías que en España hay tantas comunidades autónomas como maneras de celebrar Halloween? Desde la Feria de Todos los Santos en la Comunidad Valenciana hasta la fiesta de Samaín en Galicia, pasando por la Noche de los Finaos en las Canarias; en cada autonomía hay una tradición de gran arraigo, al margen del Halloween americano.

Calabazas de Halloween. Calabazas de Halloween.

Antes de que la fiebre de Halloween se extendiera en España, ya existían numerosas creencias y tradiciones en torno el Día de Todos los Santos. Desde mercados de abastos adornados con el humor y la ironía más fina como en Tosantos en Andalucía, pasando por festividades en las que las castañas son las grandes protagonistas como en la Castañada en Cataluña.

En HomeToGo, el buscador de alquileres vacacionales más grande del mundo, han recopilado las 17 tradiciones populares para celebrar el Día de Todos los Santos en cada comunidad autónoma. Agrupadas en el norte, sur, centro, costa mediterránea o islas, todas ellas han ido evolucionando con el paso de los años sin perder su esencia.

Samaín (Galicia). Olvidada casi por completo, la fiesta de Samaín comienza hoy a recuperarse y a celebrarse en en gran parte de ciudades y pueblos de Galicia. Siguiendo las viejas tradiciones celtas, se elaboran calaveras hechas con calabazas: son los famosos melones, o calabazas anaranjadas de Cedeira; los calacús en las Rías Baixas, o los bonecas con remolacha en Xermade, Lugo; se comen castañas alrededor de la lareira(hoguera); y se elaboran postres típicos como las chulas de calabaza o los buñuelos de viento.

Fiesta del Amagüestu (Asturias). El Amagüestu es una de las tradiciones populares más importantes en Asturias. Durante los meses de octubre y noviembre, los asturianos recogen castañas y manzanas para, como bien dice la tradición, “ir a la gueta”. En otras palabras, asar las castañas y, una vez preparadas, acompañarlas con sidra dulce, “sidra del duernu”. Todo esto se ameniza con música tradicional, cuentos y anécdotas.

Fiesta de la Magosta (Cantabria). La fiesta de la Magosta o de la castaña es una fiesta ancestral y sagrada que, tradicionalmente, se realizaba con la recogida de este fruto. Esta tradición popular sigue celebrándose en numerosos pueblos de Cantabria donde se hacen magostas colectivas, y en muchos de ellos se acompaña con la música tradicional bajo el son del “pitu y tambor”.

Gaztañarre Eguna (País Vasco y Navarra). Tanto en el País Vasco como en Navarra encontramos la fiesta del Gaztañerre Eguna (“Día de la Castaña Asada”) o Gaztain Jana (literalmente “Comilona de Castañas”). La antigua costumbre de honrar a los difuntos con una cena se ha convertido en un día que se aprovecha para que familiares y amigos se junten en torno a una mesa y disfruten de la tradicional cena de caracoles y castañas asadas.

Día de las calaveras (La Rioja). El día de las calaveras es una tradición celta que deriva de la festividad de Samaín. Siguiendo la tradición, los niños vacían y esculpen las calabazas en forma de calavera, poniendo en su interior una vela encendida. Luego recorren el pueblo a la búsqueda de caramelos o dulces, mientras entonan alguna canción. Además de esto, el 1 de noviembre, se celebra en Logroño el Mercado de las Flores de Todos los Santos.

Don Juan Tenorio (Comunidad de Madrid). Se desconoce el auténtico origen de la tradición de representar el Tenorio en la víspera del Día de Todos los Santos, pero la costumbre popular de ir a ver la obra de José Zorrilla sigue estando muy presente en muchos teatros del país. En Alcalá de Henares esta representación se ha convertido en más que un homenaje, en una festividad única. La obra cobra vida e se interpreta al aire libre en 5 lugares de la localidad, entre ellos el cementerio.

La Estantigua (Castilla-La Mancha). Tradicionalmente, en la víspera de Todos los Santos se solía realizar una gran hoguera en la mitad del pueblo como símbolo de protección contra la Estantigua, una procesión de muertos vivientes. En los últimos años, esta tradición ha sido suplantada por “Holywins”, una fiesta católica en la que los niños se disfrazan de ángeles, monjas, obispos, santos y sacerdotes. Esta fiesta se ha convertido en habitual en Toledo, Talavera de la Reina y Madridejos.

La Moragá (Castilla y León). Es una tradición de origen medieval y cristiano en la que familiares y amigos se reunían en el campo para asar castañas. Esta fiesta popular se sigue realizando en muchas regiones y pueblos de Castilla y León donde después de rendir culto a los muertos en los cementerios, son muchos los que se reúnen para asar castañas y merendar otros asados y dulces. En pueblos de la Sierra de Gredos, las castañas se acompañan con un licor que se elabora con mosto y aguardiente denominado “La Angélica”.

La Castañada (Cataluña). La Castanyada es una de las tradiciones populares más antiguas que se originó a raíz de una antigua celebración funeraria, a finales del siglo XVIII. Hoy en día, amigos y familiares siguen reuniéndose en esta fecha para recordar a los difuntos y degustar castañas, boniatos, panellets, fruta confitada y beber Moscatel, un vino típico muy dulce. Otra de las tradiciones de esta celebración es visitar los cementerios para hacer ofrendas florales.

Noche de las Ánimas (Aragón). Tradicionalmente, durante la Noche de las Ánimas, el 1 de noviembre, se hacía un pasillo de calabazas iluminadas hacía el cementerio para guiar a las almas atrapadas en los pueblos. Esta tradición sigue celebrándose en el Alto Aragón, en las localidades de Radiquero y Graus, donde se siguen tallando calabazas en forma de calaveras y la gente se reúne para contar cuentos e historias misteriosas.

Fira de Tots Sants de Concentaina (Comunidad Valenciana). La Feria de Todos los Santos de Cocentaina, Alicante, es la segunda feria más antigua de España. Creada en 1346 como un mercado comarcal agrícola y ganadero, se ha convertido en una tradición realmente fuerte en la zona y casi una obligación de Todos los Santos. Ya sea antes o después de pasar por el cementerio uno va a Cocentaina, se pasea por la feria, compra algunas cosas y disfruta del ambiente medieval que se respira en ella.

La fiesta de Tosantos (Andalucía). Aprovechando que los gaditanos acudían el día 31 noviembre en masa a comprar productos típicos de otoño, en 1876 se acordó adornar los puestos del mercado central, así como la plaza y su entorno. Actualmente, los detallistas no solo decoran sus puestos, sino que también hacen representaciones cómicas y satíricas con sus productos de los acontecimientos que durante el año hayan tenido relevancia política o social.

La Chaquetía (Extremadura). Tradicionalmente la chaquetía se refería al aguinaldo que los niños recogían de sus familiares o vecinos durante el Día de Todos los Santos. Actualmente, está tradición se ha convertido en la merienda del día 1 ó 2 de noviembre que suele tener lugar en el campo y en la que se consumen frutos del tiempo como higos pasos, nueces, bellotas, granadas, castañas y preparados como el dulce de membrillo.

La noche de los cuentos de ánimas (Región de Murcia). En Murcia y su huerta, las antiguas tradiciones de Todos los Santos son aún muy fuertes, en especial las gastronómicas. El Mercadillo Tradicional de Todos los Santos, en la Plaza de San Pedro de Murcia, recoge toda la repostería tradicional regional: el pan de higo, gachas de harina, la miel de azahar, los buñuelos de viento de varias clases y huesos de santo. Por supuesto, no puede faltar el dulce estrella: el arrope y calabazate. Este es un plato frío de higos hervidos al cual se añade una mezcla de membrillos, melón y boniatos tratados con cal y partidos en trozos.

Sa Trencada y Ses Bubotes (Islas Baleares). En Ibiza y Formentera, antiguamente, toda la familia se juntaba para hacer “sa trencada”, una cena a base de frutos secos, bunyols y/o panelletes. En Menorca y Mallorca, había la costumbre de envolverse completamente con las sábanas simulando un fantasma o bubota. Hoy en día, tradiciones como la de regalar rosarios azucarados, unos grandes collares hechos de golosinas que los padrinos regalan a sus ahijadoes, y la de juntarse para comer los típicos bunyols, siguen siendo las protagonistas de Todos los Santos.

La noche de los Finaos (Islas Canarias). La noche de los Finaos o noche de los difuntos, se inició como una celebración meramente familiar en la que se velaba toda la noche contando cuentos y chascarrillos, bebiendo vino y comiendo castañas, nueces y dulces. En el barrio de Vegueta, en el corazón de Las Palmas, está tradición popular canaria llena las calles de malagueñas, castañas asadas, huesos de santo, vino y ron con miel.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·