Lunes 11/12/2017. Actualizado 18:51h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

¿Goodbye, turistas ingleses?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 23 de junio Gran Bretaña celebró el referéndum sobre su permanencia en la Unión Europea. El 51,9% de los votantes optó por el Brexit, decisión que se cobró la dimisión del todavía primer ministro David Cameron y ha dado comienzo a un periodo inédito en la historia comunitaria. Una etapa marcada, en el presente más inmediato, por la inestabilidad que afectará a todos los países miembros. España incluida.

Turistas ingleses en Mallorca. Turistas ingleses en Mallorca.

Uno de los ámbitos en los que nuestro país se puede ver más perjudicado es el turismo, sector que supone un 11% del PIB. Según el último estudio del Instituto Nacional de Estadística (INE), España ha recibido en los primeros cinco meses de 2016, 25,2 millones de turistas extranjeros. De entre ellos, casi el 23,5% eran británicos.

En la actualidad, Reino Unido supone el principal emisor de turistas extranjeros para nuestro país, donde en 2015 dejaron más de 14.000 millones de euros. Una realidad beneficiosa para ambas parte que, sin embargo, podría terminar.

El Brexit obligará a los ingleses a tener que ahorrar

De acuerdo con el informe emitido por la consultora Ernst & Young, la salida británica de la Unión Europea conllevará una depreciación de la libra esterlina con respecto al euro. Esta devaluación provocaría, a su vez, una necesidad de ahorro por parte de los ingleses, que disminuirían su consumo y, con este, los viajes.

A su vez, el Brexit también afectará a los casi dos millones de británicos que residen en España, fundamentalmente en la Costa del Sol, la Costa Blanca y los archipiélagos balear y canarios. Todos ellos dejarían de ser ciudadanos europeos por lo que, de acuerdo con la legislación comunitaria actual, perderían el derecho de residencia y trabajo en España, así como el acceso a la sanidad, las pensiones y los servicios públicos.

El retorno a su país de origen, dejaría un enorme agujero turístico y de ocio en los lugares mencionados, que obligaría a una costosa reinvención de los negocios locales.

¿Qué va a pasar con los españoles en Reino Unido?

En el lado opuesto, los miles de españoles que trabajan y estudian en territorio británico se encontrarían en una situación similar a la de los residentes ingleses en nuestro país.

Teóricamente, deberían someterse a las nuevas condiciones de acceso a Gran Bretaña y a los servicios sociales autóctonos, que los eurófobos prometieron durante la campaña que serían mucho más restrictivas.

Sin embargo, el “limbo legal” en el que estas medidas dejarían a los tres millones de europeos que residen en Reino Unido hace prever acuerdo bilateral entre ambas partes que regule esta inédita situación.

El comercio, otro de los grandes afectados

El Brexit también afectará al comercio español, hoy en superávit en su balanza comercial con Reino Unido: por los 12.584 millones de euros que importa anualmente Madrid, exporta a Londres 18.231.

Un éxito justificado por la alianza que, amparados por la Unión Europa, mantienen ambos países. Alianza que, de no renovarse, tendría un impacto muy negativo para la industria española. En concreto, los más perjudicados, serían el sector automovilístico, de aviación, alimentario y farmacéutico.

La inestabilidad afectará a la Bolsa y la inversión

El día en que se conocieron los resultados del referéndum, el IBEX 35 sufrió la mayor caída de su historia con un descenso del 12,3%. Una semana después, y a pesar de que los mercados habían experimentado cierta mejoría, el parqué de Madrid vuelve a marcar números rojos. Un color que los expertos sostienen que se extenderá al balance anual de la Bolsa española.

Más allá de la especulación bursátil, el Brexit también ha traído la inestabilidad al mundo de las finanzas. Al subir la prima de riesgo, aumenta la dificultad para financiar la deuda del país, que en el caso de España supone la principal vía de obtener liquidez.

A su vez, las inversiones entre británicos y españoles se verían mermadas por los problemas derivados de la repatriación de beneficios. Inconvenientes que no existen en las relaciones económicas entre países miembro.

Repercusiones políticas de la salida de la UE

La salida de Gran Bretaña de la Unión Europea provocó que muchos de los partidos de ultraderecha del continente reivindicaran para su país un referéndum similar: Francia, Holanda e incluso Alemania son solo un ejemplo de ello.

En el caso de España, ha sido el independentismo catalán el que ha querido rentabilizar la situación. En concreto, Puigdemont utilizó el ejemplo de Londres para relativizar las consecuencias derivadas del referéndum británico y emplazar a Cataluña a “cambiar de época.”

En definitiva, a España sí le afectará el Brexit. Quizá no tanto por las consecuencias económicas que entraña sino por la incertidumbre derivada del mismo. Siendo conocedores de esto, desde Europa ya se ha pedido a Gran Bretaña celeridad en los trámites para abandonar la Unión.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··