Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

Guerra en el Cáucaso: una explicación del conflicto entre Georgia, Osetia del Sur y Rusia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ‘conflicto congelado’ volvió a deflagrar y no se volverá al statu quo anterior, quedando Rusia reforzada internacionalmente y el presidente georgiano abandonado de sus aliados occidentales.

--El conflicto entre Georgia y Osetia del Sur estaba hasta ahora entre los llamados ‘conflictos congelados’, es decir, entre esos conflictos cuya solución está acordada en la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa) pero en los que no se dan pasos reales ni hacia la mejora ni hacia el recrudecimiento.

--Los últimos acontecimientos han descongelado el conflicto en el avispero del Cáucaso, región de la cual las distintas opiniones públicas internaciones y sus medios están mal informadas, pese a la conflictividad latente advertida por politólogos y diplomáticos. El severo control de la información por parte de las distintas facciones aboca también a una comprensión siempre cautelar de lo que allí sucede, y más en el caso de una guerra.

--En un sentido amplio, cuanto ocurra en la región adquiere importancia geoestratégica por su incidencia en las relaciones bilaterales Georgia-Rusia, por su ejemplaridad trasladable a otros problemas como las relaciones Ucrania-Rusia, por las derivadas del interés ruso en controlar lo que llaman su ‘exterior cercano’ y por la trascendencia que este despliegue ruso tiene en un escenario internacional donde Georgia está en sintonía ideológica de aliado con EEUU y la OTAN, posibilitando que el conflicto sea también legible en términos OTAN-EEUU / Rusia.

--Con todo, en torno a este último aspecto conviene subrayar que EEUU se ha venido distanciando desde hace un tiempo del presidente georgiano Saakashvili, a quien la Secretaria de Estado C. Rice había advertido que en ningún caso debía responder militarmente a las provocaciones en torno a Osetia del Sur, pues EEUU no le daría cobertura militar. La administración norteamericana está centrada en el problema de Irán y no quiere ni puede contrariar a una Rusia con la que ya tiene bastantes problemas en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

--El conflicto Georgia-Osetia del Sur es étnico y político, con una enemistad inmemorial. Georgianos y surosetos son de distintas etnias. Georgia ha sido tradicionalmente un bastión nacionalista antirruso -pese a que Stalin fuera georgiano-,  en tanto que Osetia del Sur tiene a Osetia del Norte integrada en la Federación Rusa. El conflicto ha sido permanente: a la independencia de Georgia de la URSS en 1991, Osetia del Sur declaró su independencia de Georgia, a la que sin embargo sigue permaneciendo formalmente, sin haber sido reconocida su independencia por país alguno. De facto, sin embargo, es independiente. Georgianos y surosetos entraron en guerra en 1992. Rusia sigue alentando una independencia de Osetia del Sur como satélite del Kremlin.

--Los acuerdos de paz firmados al final de la guerra de 1992 imponían el trabajo conjunto en la región de militares llamados ‘pacificadores’ de origen georgiano, ruso y suroseto. Las fricciones han sido permanentes tanto entre militares como entre las poblaciones civiles, con las consiguientes y constantes turbulencias diplomáticas.

--En cuanto al papel de Rusia, esta ha concedido pasaportes al noventa por ciento de los surosetos y ha impuesto severas restricciones comerciales a un país pobre en recursos como es Georgia. Por su parte, Georgia ha sido tradicionalmente la región caucásica más nacionalista, además de una de las más pobres.

--Osetia del Sur tiene aproximadamente 70000 habitantes, de los cuales una quinta parte son georgianos de etnia. Los cálculos difieren por la ideologización intensa de las informaciones, pero se calcula que, a raíz de las acciones militares de este mes, hay cerca de 30000 desplazados surosetos a Rusia sobre un total de 100000 desplazados, cifra en la que se cuentan también los desplazados georgianos. El principal interés de la comunidad internacional ha sido asegurar la llegada de ayuda humanitaria a estos grupos.

--Georgia, cuyo objetivo a largo plazo es integrarse en la UE, solicitó en abril de este año su incorporación a la OTAN. La apertura del proceso negociador contaba con el impulso de países como EEUU y Polonia pero finalmente fue detenido por países de la Europa Continental como Alemania. Según es comentario común, la asociación más estrecha de Georgia con la OTAN, hubiese impedido la intervención rusa pero Georgia está además inhabilitada, de momento, de cara al ingreso en la Alianza por tener tropas extranjeras en su territorio y problemas secesionistas pendientes de resolución. En su día, Rusia comunicó que el eventual ingreso de Georgia en la OTAN sería una llamada al derramamiento de sangre.

--Internacionalmente, la decisión del presidente georgiano Saakashvili de emprender acciones contra Osetia del Sur alegando respuesta a bombardeos surosetas sobre Georgia, ha sido leída de modo casi unánime como uno de los mayores errores de cálculo político vistos en los últimos tiempos, al no conseguir él solo sus objetivos y no lograr la ayuda de sus aliados, al provocar víctimas y desplazados, empeorar el statu quo precedente y ser criticado por personalismo y por su voluntad de distraer la atención de la muy enconada opinión pública georgiana.

--Bajo Saakashvili, Georgia ha participado con tropas en apoyo de las iniciativas estadounidenses en Afganistán, Irak y Kosovo. El ejército georgiano ha recibido formación y apoyo del estadounidense, del israelí y de otros como el francés.

--El mayor objetivo del gobierno de Saakashvili tras la Revolución Rosa de 2003 ha sido siempre mantener a las regiones independientes de facto, Osetia del Sur y Abjasia, dentro de Georgia, excitando así a Moscú por estar dichas regiones bajo protectorado ruso. Saakashvili era en principio partidario de la vía diplomática y ha intentado acercarse al Kremlin en distintas ocasiones, ante todo mediante el aplazamiento de su abandono de la CEI. El plan de Saakashvili para Osetia del Sur ha pasado, en estos años, por la concesión de una autonomía muy amplia. Esta tradición política de Saakashvili ha hecho aún más extraño su ataque. En cualquier caso, casi la unanimidad de los surosetos quieren la independencia de Georgia.

--La intervención de Rusia en el conflicto no fue prevista por Saakashvili, en consideración a la fuerza de los aliados georgianos. Con todo, al darse la injerencia rusa, el ejército georgiano no pudo en ningún momento ofrecer resistencia a un ejército de capacidades infinitamente superiores.

--Finalmente, el acuerdo de alto el fuego gestionado por Nicolas Sarkozy, en su calidad de presidente de turno de la UE, ha sido considerado un armisticio impuesto por el Kremlin a Georgia y viene a ser el corolario práctico de las batallas habidas. Rusia sale reforzada por la aceptada imprudencia de Saakashvili, defendiendo con su superioridad militar a la mayoría de surosetos con pasaporte ruso. Rusia ha conseguido que el ejército georgiano se retire a Georgia en tanto que los rusos seguirán en sus labores de pacificación tanto en Osetia del Sur como en Georgia.

--Dadas las disfunciones del mantenimiento simultáneo de pacificadores de Rusia, Georgia y Osetia del Sur, hay una voluntad genérica de inclinar a Rusia a la aceptación de fuerzas de paz internacionales en la zona, sean estas articuladas por la ONU o por la UE, pero todavía no hay ni acuerdo en el tipo de tropas que serían necesarias en la región.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·