Sábado 20/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

Primer año de Felipe VI como rey: balance

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 19 de junio se cumplirá un año de la proclamación de Felipe VI como rey de España. Desde entonces, el actual jefe de Estado ha puesto en práctica un ejercicio de renovación de la imagen y actividad de la monarquía, con la implantación de numerosas novedades. A pocos días de que se cumpla esta efeméride, trazamos un balance de cómo ha sido el primer año del nuevo monarca.

El rey Felipe junto a don Juan Carlos. El rey Felipe junto a don Juan Carlos.

El discurso de Felipe VI ante las Cortes Generales, el día que juró su cargo, constituyó una evidente declaración de intenciones. El monarca afirmó que comenzaba su reinado “con una profunda emoción por el honor que supone asumir la Corona, consciente de la responsabilidad que comporta y con la mayor esperanza en el futuro de España”.

Con el lema “una monarquía renovada para un tiempo nuevo”, trazó ante las Cortes las líneas maestras de lo que ha sido su actuación como rey hasta ahora.

La unidad de la nación, el papel de la Corona y la honestidad en la vida pública fueron elementos que centraron el discurso de don Felipe. El monarca destacó la necesidad de actuar como “referente” de los principios éticos que demandan los ciudadanos, y proclamó que en España “cabemos todos” y por tanto “caben las distintas formas de sentirse español”.

En esa línea, de contribuir a la unidad de la nación, Felipe VI ha centrado buena parte de su labor como jefe de Estado. Cataluña y el País Vasco han estado muy presentes, de una u otra forma, en su agenda institucional.

Viajar a Cataluña y tender ‘puentes’ con el lehendakari

El desafío independentista lanzado por Artur Mas es uno de los asuntos que mayores quebraderos de cabeza provoca al Estado. El presidente de la Generalitat mantiene su plan secesionista, un reto sobre el que Felipe de Borbón ha incidido especialmente desde su etapa como príncipe de Asturias.

Ya antes del relevo en la jefatura del Estado, trasladó la siguiente indicación a Zarzuela: es necesaria una presencia más habitual en Cataluña. Como rey, las visitas a esa autonomía en los últimos meses han sido frecuentes (fue la primera comunidad a la que viajó tras la proclamación), y en sus intervenciones en ese territorio Felipe VI se ha aplicado en defender “cómo, trabajando unidos, se pueden conseguir grandes logros”.

En el otro frente, es decir, la cuestión independentista en el País Vasco, Felipe VI consiguió que el presidente autonómico, Iñigo Urkullu, le asegurase, en una reunión celebrada en el Palacio de La Zarzuela, que “Euskadi no se saltará la ley”.

Una declaración, sin embargo, que no fue suficiente para que el lehendakari permitiese la retransmisión del primer mensaje de Navidad del nuevo rey en ETB, la cadena pública del País Vasco. La intervención del jefe de Estado, en la noche del 24 de diciembre, no se emite en EiTB desde 2013. La televisión autonómica catalana TV3, por el contrario, sí ofreció las palabras del monarca en Nochebuena, después de que el año anterior no lo hiciera por una huelga de trabajadores.

Proyección internacional

El papel de la Corona como mejor embajadora de España en el extranjero ha sido otro de los puntos que han ocupado a Felipe VI en su primer año de reinado. En 1996, siendo príncipe de Asturias, comenzó a asumir la representación de España en las tomas de posesión de presidentes iberoamericanos, lo que le ha permitido a lo largo de casi dos décadas reforzar los contactos en el exterior y afianzar sus relaciones internacionales.

En estos doce meses al frente de la jefatura del Estado, el rey ha realizado quince viajes oficiales al extranjero, de los cuales cuatro han sido para visitar a otras monarquías reinantes. Ciudad del Vaticano, Marruecos, Países Bajos, Bélgica, Alemania, México y Etiopía son algunos de los destinos a los que ha acudido Felipe VI desde su proclamación.

Además de esos viajes, cabe destacar otros desplazamientos fuera de España, como la asistencia al 75 cumpleaños de la reina Margarita de Dinamarca el pasado mes de abril, y el viaje a Arabia Saudí en enero para presentar sus condolencias a la familia real por el fallecimiento del rey Abdalá.

Por otro lado, los reyes Felipe y Letizia han recibido en Madrid las visitas de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, del mandatario egipcio, Abdelfatah al Sisi, y del presidente de Italia, Sergio Mattarella, entre otros.

Bajada de sueldo y más transparencia

En ese ejercicio de renovación para reforzar la monarquía, Felipe VI ha promovido cambios en materia económica y de transparencia en La Zarzuela. Estos son algunos de ellos:

-- Se ha bajado el sueldo un 20%. Cobra 234.204 euros al año (58.548 euros menos de lo que percibía su padre cuando era jefe del Estado).

-- Auditoría externa: las cuentas de la Casa del Rey están sometidas actualmente a una auditoría externa, que realiza la Intervención General del Estado.

-- Prohibición a la familia real de que trabaje en empresas privadas. A fin de evitar un nuevo ‘Caso Nóos’, Felipe VI ha impuesto a sus padres, esposa e hijas -cuando sean mayores de edad- que no puedan realizar labores que no sean “de naturaleza institucional”.

-- Control de regalos. Los miembros de la familia real no pueden aceptar obsequios que no entren dentro de los parámetros de simple “cortesía”. Don Juan Carlos recibió durante su reinado numerosos presentes de elevado valor económico, por ejemplo dos Ferraris.

La monarquía mejora en las encuestas

La valoración de la monarquía ha mejorado en las encuestas desde que Felipe VI ascendió al trono. Don Juan Carlos abdicó en el peor momento de popularidad para la institución, con un suspenso de 3,72 puntos sobre 10.

Sin embargo, la opinión de los ciudadanos sobre la Corona ha mejorado notablemente en estos últimos meses, como demuestra el siguiente dato:

Según el último barómetro del CIS, de abril de 2015, El 57,4% de los españoles respalda hoy la forma en la que don Felipe desempeña su labor. La monarquía es considerada una de las instituciones mejor valoradas del país con un 4,34%, con una subida de casi un punto respecto a abril de 2014.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·