Miércoles 23/05/2018. Actualizado 11:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

Las diez claves del otoño político

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Conozca aquí la hoja de ruta del otoño político, las cuestiones que tendrán relevancia y aquellas a las que hay que estar atento.

Zapatero parte de cero. La rentrée lo es más que nunca. Al presidente se le ha ido el impulso previo del verano, cuando logró cerrar todos los temas: financiación, no rendir cuentas económicas en el Congreso, ampliar el techo de gasto de 2010 como previa necesaria a los presupuestos, silenciar al PP con el caso Gürtel, posponer la sentencia sobre el Estatut, atajar el asunto CNI y aprobar el FROB. Fueron gestos tácticos, cortoplacistas, atolondrados a veces, algunos muy discutibles para el país pero sin duda ventajosos para el Gobierno. Esa cuenta se le ha acabado a Zapatero nada más volver de Lanzarote. Economía. Este otoño podremos ver datos muy poco complacientes en lo que respecta a la crisis. Globalmente, lo que veremos será que otros países ya están saliendo –Alemania, Francia, EEUU, Japón-, mientras España sigue mostrando los peores datos. Parlamentariamente, la economía va a dar lugar a protagonismos gloriosos: la ministra Salgado y Montoro. Los sindicatos seguirán incensando al Gobierno pues las reformas no pasan por el mercado laboral sino por las subidas de impuestos. Eso es difícilmente compatible con la austeridad en el gasto público. Al Gobierno le corresponde cumplir el papelón de legislar sendas leyes prometidas para generar efecto sorpresa, alguna de las cuales ya lleva gran retraso: la ley de energías renovables y la ley de economía sostenible que cambie el modelo productivo. Zapatero, además, estará obligado a rendir cuentas sobre asuntos económicos de modo regular en el Pleno del Congreso. Lo social como carta en la manga. Zapatero tiene un as guardado: la reprobación del Congreso al Papa. Depende estrictamente de su voluntad política y puede jugar su carta cuando lo vea conveniente para manejar a la opinión pública. Este otoño también se aprobará la nueva ley del aborto, con voluntad también de causar turbulencias en la opinión pública, y sin duda alguna, la ley de libertad religiosa es otro frente de conflicto con una parte de la sociedad civil. Zapatero tiene todos estos temas a su alcance para tapar la crisis. Otro tema, muy distinto, con el que tapar la crisis será la insistencia en la proximidad de la presidencia española de la UE, que Zapatero quiere que sea “la del fin de la crisis”. Parlamento abierto. Todo es posible en el curso que comienza. Apenas hay alianzas fijas. Todo el mundo va a poder seguir pactando con todo el mundo, generalizando la “geometría variable”. El PSOE pactará con los grupos de izquierda las medidas de mayor carga fiscal y las leyes sociales de corte progresista. No es descartable que algunos temas –aborto, Estatut, medidas económicas, entre otros- generen alguna voz de queja o al menos malestar en una parte del PSOE. Como sea, todo error de Alonso y Madina en los debates sobre la financiación o en el de los presupuestos, podría tener las mejores consecuencias para el PP. Cambios en los medios. Los cambios habidos este verano en los medios radiofónicos pueden afectar a la articulación de la opinión pública. Los cambios que se preparan en las televisiones –fusiones, extensión de la TDT- llevarán también a redefinir sobre la marcha un modelo en el que cada ciudadano tendrá mayor libertad para elegir según sus ideas. Comunidades Autónomas. Está previsto que la financiación se apruebe sin mayor problema. Comunidades como Canarias o Navarra, con regímenes especiales, han sido mimadas por el zapaterismo para garantizarse los votos de algunos de sus representantes. En Madrid no pasa de ser un rumor la posibilidad de que Esperanza Aguirre esté volviendo a pensar en suceder a Rajoy. En Cataluña, Montilla agrava su problema de imagen y tiene las encuestas en su contra, además de su lucha contra las dos facciones –catalanista y no catalanista- del PSC y también contra el PSOE a propósito del Estatut. Camps sale fortalecido de Gürtel aunque en este caso queda mucho por escribir. Líderes como Feijóo o Basagoiti serán cada vez más visibles como nuevo modelo de los ‘populares’. El PP balear atraviesa una situación insostenible. En Castilla La Mancha, PSOE y PP deben firmar pronto la modificación de su Estatuto. Andalucía y Cataluña serán esenciales en la labor del PP. Corrupciones. Falta mucho por escribir del caso Gürtel. La policía va a seguir estrechando el cerco en torno al PP: poco antes de las detenciones por Palma Arena, se pensaba que no iba a haber más detenciones y sí las ha habido. Seguirá habiendo filtraciones. El PP no va a llevar Las caras de la noticia. En el Congreso, todo el mundo estará atento al papel negociador de Alonso y Madina. Para el joven vizcaíno, este trimestre con financiación, presupuestos, subidas de impuestos y leyes sociales, será su prueba de fuego. Soraya se encontrará más sola en la oposición. Ridao, siempre con ganas de balón, será un personaje cada vez más destacado y necesario para el Gobierno. Blanco amenaza con ser “el superministro”, con control sobre diversas comunidades autónomas y sobre el partido. Corbacho y Salgado estarán en la picota pero van a aguantar: tienen el respaldo de los sindicatos, de algunos medios y, ante todo, del presidente del Gobierno. Leire tendrá un otoño problemático, dedicada en exclusiva a un PSOE con muchos frentes abiertos: Madrid, Valencia, etc. Estatut. Todo el mundo espera recortes del Constitucional. Montilla queda en posición incómoda con sus socios de ERC, con el PSC dividido y con el PSOE hastiado por el problema. CiU aguarda su oportunidad para que Artur Mas acuse a Montilla de no haber presionado lo suficiente y alardear de que a él Zapatero le prometió mucho más. Se están articulando varios movimientos, más allá de las manifestaciones, para cuando el pronunciamiento del TC se haga público, movimientos de los que informará próximamente El Confidencial Digital. Sin acuerdos de Estado. ¿Acuerdos grandes? Las divergencias PSOE-PP en materia económica no podrían ser mayores. También en una cuestión aneja, la reforma del mercado laboral. Ni en justicia ni en educación, ni en energías ni en políticas sociales, ni en política exteriorentre otras cosas, va a haber acuerdo. ¿Dónde va a haberlo? Donde hasta ahora: en el nuevo entendimiento contra ETA y en apuntalar sin disensos el Gobierno del País Vasco.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··