Sábado 21/10/2017. Actualizado 21:31h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

Los datos imprescindibles sobre Cataluña

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

España se enfrenta a su mayor crisis política desde el intento fallido de golpe de Estado del 23-F de 1981. El desafío independentista en Cataluña entra en sus días decisivos, ante la pretensión de la Generalitat de celebrar un referéndum el 1 de octubre para decidir si se segrega del conjunto de España esta comunidad autónoma: un territorio complejo que se puede abordar por las cifras y datos principales que lo definen.

Las banderas de España y Cataluña, en el Palau de la Generalitat. Las banderas de España y Cataluña, en el Palau de la Generalitat.

Desde hace años, la actualidad política de España está siendo protagonizada por Cataluña: pero no por datos económicos, por movimientos empresariales... El empeño de los independentistas por romper ya con el conjunto de España y convertir Cataluña en un estado centra desde 2014 el debate.

Eso ha provocado que se multipliquen los análisis e informaciones sobre Cataluña, con los que se trata de explicar y definir las características políticas, sociales, económicas y culturales de este territorio, para intentar entender mejor la situación actual.

El Confidencial Digital recopila y expone las cifras y los datos que sirven para dibujar un retrato aproximado de la Cataluña de hoy en día.

La segunda comunidad más poblada de España

Si la población de España se redujera a 100 personas, 16 vivirían en Cataluña. Esta comunidad es la segunda más poblada del país, con 7,44 millones de personas. Sólo los ocho millones de andaluces superan la población de Cataluña. Eso le permite “tener” 47 de los 350 escaños del Congreso de los Diputados.

Esta región no sufre los rigores de la despoblación que azota al interior de España. Su densidad de población es de 232 habitantes por kilómetro cuadrado, frente a la media española de 92. Pero aún así presenta desequilibrios claros en su distribución poblacional.

Más de tres de los siete millones y medio de catalanes se concentran entre Barcelona (1,6 millones) y los municipios de su área metropolitana, el llamado cinturón industrial. Esta zona incluye ciudades como L’Hospitalet de Llobregat, Badalona, Terrasa y Sababell, que con más de 200.000 habitantes superan con mucho a numerosas capitales de provincia de toda España.

Frente a esta alta densidad de población, las zonas rurales y más cercanas al Pirineo de la provincia de Lérida, y también en el interior de Tarragona se da cierta “palidez” poblacional, con cifras que bajas a entre cinco y 20 habitantes por kilómetro cuadrado.

Cataluña rural frente a Cataluña urbana

En Cataluña, el mapa de la densidad de población se complementa de forma muy llamativa con el mapa del voto según la variable independentista. Los partidarios de la secesión, representados ahora por Junts pel Sí (Esquerra Republicana de Catalunya y Partit Demòcrata Català), son clara mayoría e incluso hegemónicos en la Cataluña interior, en las provincias de Gerona y de Lérida y algunas zonas rurales de Barcelona y Tarragona.

Sin embargo, en su empeño por extender el anhelo de independencia han avanzado pero no han conseguido ser mayoría en esas zonas más densamente pobladas, como son la ciudad de Barcelona (donde alcanzaron un 47% del voto), la corona metropolitana que rodea a la capital y una extensa franja costera que va desde el norte de Barcelona (Lloret de Mar) hasta Salou y Cambrils, en Tarragona.

En las últimas elecciones autonómicas, que Junts pel Sí y la CUP presentaron como “plebiscitarias”, una especie de referéndum para poner en marcha la independencia, ambas candidaturas secesionistas no alcanzaron el 50% de los votos. Se quedaron en el 47,8% de los sufragios, pero la ley electoral catalana sobrerrepresenta a Lérida y Gerona, por lo que se hicieron con el 53% de los escaños: 72 de 135 diputados, con los que han ido aprobando en el Parlament las decisiones para romper con el conjunto de España, con el referéndum del 1 de octubre como culminación del proceso.

Las lenguas, un factor diferencial

Las lenguas son otras de las notas que caracterizan Cataluña. En la vida cotidiana el catalán y el castellano conviven con normalidad y en un equilibrio casi igualado, si bien el castellano tiene más hablantes habituales.

Eso sí, el catalán está ya bastante normalizado: en torno al 95% de la población lo entiende, el 80% lo sabe hablar, el 82% puede leer en esta lengua y el 60% sabe escribir en catalán. Cabe destacar que igual que la distribución territorial, también las lenguas supone una “falla” entre las dos Cataluñas que ha surgido con motivo del proceso independentistas: las encuestas muestran que el 77,6% de los catalanohablantes están a favor de la secesión, y un porcentaje similar de los castellanohablantes (73,1%) se niega a romper con el resto de España. No es un dato definitivo, pero sí muestra una tendencia entre esas dos Cataluñas.

Más inmigrantes, pero menos latinos

La inmigración es otro rasgo característico de esta comunidad autónoma. Por un lado, casi la mitad de la población catalana o bien nació fuera de Cataluña, o bien sus padres vinieron desde otras regiones de España.

Esa inmigración, que se multiplicó en los años 50, 60 y 70 del pasado siglo, han conformado de forma decisiva la realidad actual de Cataluña, en sus usos lingüísticos y en sus actitudes frente al independentismo.

Pero en las últimas décadas la inmigración ha llegado de otros lugares del mundo. Más de un millón de extranjeros residen en Cataluña, lo que supone el 13,7% de la población, por encima de la media española. Concentra por tanto el mayor número de residentes no españoles de todas las comunidades autónomas, y presenta una peculiaridad: presenta un mayor porcentaje de inmigrantes procedentes del Magreb (Marruecos sobre todo) y de Europa Oriental (Rumanía) que la media española, y muchos menos latinoamericanos que en Madrid u otras regiones con importante población inmigrante.

Más renta, más exportaciones, mayor PIB

“La locomotora de España”: así se ha definido en ocasiones a Cataluña por su pujanza económica, fruto sobre todo de la industria. Actualmente esta comunidad aporta en torno al 19% del Producto Interior Bruto, prácticamente la misma cifra que la Comunidad de Madrid.

Sus más de 211.000 millones de euros de PIB aumentaron un 3,5% el año pasado. Ya ha recuperado el nivel previo a la crisis y tiene uno de los mayores ritmos de crecimiento económico de todas las comunidades autónomas.

Eso está permitiendo a Cataluña reducir el paro a bien nivel. Según la Encuesta de Población Activa (EPA) de junio de 2017, el 13,2% de los catalanes se encuentran en paro, frente al 17,2% de la media nacional y a cifras aún alarmantes como el 30% de desempleo en Melilla, el 25% en Andalucía y Extremadura, en 24% en Canarias...

En cuanto a la riqueza, Cataluña es una de las comunidades con mayor renta per cápita. Es una de las regiones por encima de la media española, pero también supera la media de la Unión Europea. Se encuentra en la cabeza, sólo por detrás de Madrid, País Vasco y Navarra.

El peso de Cataluña en las exportaciones españolas es especialmente notable. Vende al extranjero el 25% del total de mercancías que salen de España, con un crecimiento del 2% el año pasado. Pero aún más importantes que sus ventas al extranjero son las ventas a otras comunidades autónomas: sus relaciones comerciales son estrechísimas con el resto de España, un dato a tener en cuenta por las consecuencias que podría tener una hipotética independencia.

Un último dato llamativo para completar este recorrido por las cifras de la Cataluña de hoy: aunque es cierto que el FC Barcelona arrasa en la comunidad, con un 77% de seguidores, el siguiente club de fútbol que levanta más pasiones no es catalán. Uno de cada diez catalanes siente el color blanco del Real Madrid.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·