Miércoles 22/11/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

¿Por qué hay fútbol a horas tan raras?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde hace ya más de un lustro, La Liga ha experimentado un cambio en la planificación de los diferentes partidos de cada jornada, Ha pasado del modelo tradicional de dividir los encuentros entre las tardes del sábado y el domingo a que cada uno se juegue en horas diferentes, sin que se solapen, durante los dos días del fin de semana y también las tardes del viernes y el lunes. Un fenómeno que ha provocado unos horarios inusuales a los que no acaba de adaptarse la afición.

El último Madrid-Barça se disputó a las 11 de la noche. El último Madrid-Barça se disputó a las 11 de la noche.

Todos los analistas coinciden en señalar que esta nueva fórmula tiene que ver, fundamentalmente, “con las teles y el dinero”. Una conculsión que, efectivamente, resume a la perfección los motivos fundamentales que han llevado a La Liga a este tipo de horarios. No obstante, existen una serie de factores, relacionados con los ingresos y las retransmisiones, en los que conviene profundizar.

Para ver fútbol, hay que pagar

El primero de esos factores es la consolidación, tanto en España como en todos los países europeos, del modelo de pago por visión de partidos de fútbol. Una fórmula que se inició justo con el cambio del siglo XX al siglo XXI y que, en los últimos años, ha impuesto una remodelación de los horarios de los partidos.

En este sentido, y tal y como se ha recordado al inicio, en los últimos años de la década de los 90, la Liga de Fútbol Profesional blindaba un partido, el del sábado a las 10 de la noche, para las televisiones autonómicas o, en su defecto, a Televisión Española, dejando para las primeras plataformas de pago el resto de los partidos.

Con el nacimiento de laSexta, las autonómicas vieron cómo la nueva cadena ponía más dinero para ese partido de los sábados. No obstante, ese privilegio le duraría poco tiempo, ya que para entonces las plataformas de pago empezaron a movilizarse para hacerse con ese y la totalidad de los encuentros de la jornada.

Ese objetivo, como es sabido, lo consiguieron hace un lustro, pero no era suficiente: el siguiente paso era que ningún partido coincidiera para poder ofrecer así todos los encuentros en las plataformas de pago. Un objetivo que han logrado hace apenas tres años.

Desde entonces, hay partidos los viernes por la tarde noche, y el sábado y el domingo desde primera hora de la tarde hasta las 11 de la noche, hora en el que termina el último encuentro del día. Además, se reserva el de cierre de la jornada a la noche de los lunes. Un fenómeno que ha provocado que algunos encuentros se disputen a horas totalmente inusuales.

El mercado asiático, clave

Otra de las razones fundamentales de este fenómeno tiene que ver con el deseo de La Liga, y de los principales clubes -tanto españoles como europeos- de ampliar negocio en el mercado asiático. Un objetivo que solo puede conseguirse logrando más aficionados a través de la retransmisión de partidos en horarios accesibles en China y Japón.

Es por ese motivo, precisamente, por el que el Barcelona, y especialmente el Real Madrid, además de otros equipos, piden a La Liga disputar sus partidos a las cuatro de la tarde. Un horario perfecto para que el partido se vea en Pekín, por ejemplo, a las nueve de la noche.

Los dos grandes del fútbol español, de hecho, se han visto beneficiados de la disputa del Mundial de Clubes por parte del Madrid para posponer el Clásico liguero al próximo 23 de diciembre... y a la una de la tarde. Un horario absolutamente inaudito para un partido de estas características, pero que a buen seguro será muy bien recibido en el mercado oriental.

La Liga quiere ampliar negocio

Los dos factores citados hasta la fecha coinciden en lo expuesto al principio: en el fútbol actual “mandan” las televisiones y el dinero que generan los clubes a través de sus derechos de imagen. No obstante, conviene recordad que La Liga no queda al margen de este negocio.

En este sentido, el organismo lleva ya años promocionando la competición a nivel extranjero, llevando a diferentes clubes de Primera División a diferentes partes del mundo para disputar torneos veraniegos, a través de la llamada “LFP World Challenge”.

Esta iniciativa, muy bien acogida por los clubes, ha permitido tanto a La Liga como a los propios equipos hacer nuevos negocios. Unos contratos que, para mantenerse, necesitan la difusión de los partidos de la competición también a nivel internacional, y es entonces cuando los equipos se ven obligados a adaptarse a las plataformas de pago por visión.

Otros factores: clima y UEFA

Los derechos televisivos y el mercado asiático han sido claves en la revolución de los horarios del fútbol en España. No obstante, existen otros factores, más particulares, que hacen que en España, por ejemplo, se disputen partidos de La Liga, o de la Supercopa de España, que empiezan a las 11 de la noche. Ese fenómeno se da por dos razones fundamentales: el clima y la UEFA.

En este sentido, La Liga decidió que, durante los primeros encuentros de la competición, que se disputan en agosto y a altas temperaturas, se pudiese jugar a las 10 o incluso a las 11 de la noche, dependiendo del calor y de los horarios de los otros partidos.

Y es que, si el organismo ya trata por todos los medios de evitar que dos partidos de la competición se solapen, cuando hay en disputa un encuentro organizado por la UEFA, la coincidencia queda absolutamente descartada.

Así pasó, por ejemplo, en la pasada Supercopa de España, cuando el encuentro de vuelta entre el Real Madrid y el Barcelona en el Santiago Bernabéu comenzó a las 11 de la noche para que no coincidiera con los encuentros clasificatorios para la Champions League.

Por tanto, la disputa de partidos en horarios insólitos hace apenas unos años tiene que ver, fundamentalmente, con las exigencias de las plataformas de pagos por visión y con los objetivos de negocio de los clubes y la propia Liga. No obstante, existen muchos otros factores, como los contratos con la UEFA o más prácticos, como el clima, que condicionan la nueva distribución de horarios en el fútbol.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·