Martes 22/05/2018. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

¿Habrá huelga de controladores aéreos en Navidad?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La huelga encubierta protagonizada por los controladores aéreos, coincidiendo con el inicio del puente de la Constitución, provocó una crisis aeroportuaria en toda España. El Gobierno controló la situación con la declaración del Estado de alarma y la militarización del tráfico aéreo. Aún así, ¿podrían los controladores convocar una nueva huelga durante las fiestas navideñas?

Tan sólo 4 días después del parón aéreo, los controladores se disculparon por la huelga salvaje que afectó a cerca de 630.000 pasajeros durante todo el fin de semana. El encargado de manifestar este mensaje fue Camilo Cela, presidente de la Unión Sindical de controladores aéreos (USCA), quien concedió una entrevista al periódico ‘El Economista’, en la que afirmó, en nombre del colectivo, que no se volverá a repetir unas situación similar, ya que no quieren que los usuarios vuelvan a ser las victimas de su conflicto con la Administración.

¿Cuáles son las causas que llevaron a los controladores a provocar la huelga? El origen del conflicto se remonta a diciembre de 2009, cuando el gobierno procedió a la regulación del convenio de los controladores aéreos tras conocer, por medio de AENA y el Ministerio de Fomento, que el salario medio anual de un controlador aéreo español rondaba los 350.000 euros. Este salario fue aprobado durante el gobierno de Aznar con la firma del primer convenio con los controladores. En el acuerdo, se fijó que más de un tercio de las horas totales trabajadas correspondían a horas extraordinarias. También se acordó que la jornada laboral máxima de un trabajo era de 1200 horas al año, con la obligación de descansar un tercio del tiempo en los turnos diurnos, y la mitad en los nocturnos. Dese ese año, los controladores eran los propios responsables de autorregular la gestión y control del tráfico aéreo.

Dicho control regresó a AENA mediante un decreto-ley firmado a fecha 5 de febrero de 2010, aprobándose nuevas condicionas laborables y una reducción de salario de los controladores. Esta acción fue el detonante de las diferencias que aún hoy mantienen controladores y AENA. En mayo y julio de este mismo año, los controladores fueron acusados de convocar huelgas encubiertas en periodos vacacionales. Un mes después, el gobierno dictó un Real Decreto que fijaba el cómputo máximo del período de actividad aeronáutica anual en 1.670 horas ordinarias y 80 extraordinarias.

El 2 de diciembre, un día antes de estallar la huelga, 10 de los 28 controladores del aeropuerto de Santiago de Compostela no acudieron a trabajar argumentando que ya habían cumplido su jornada anual ese día, a lo que AENA arguyó respondiendo que no habían computado ni 1200 horas. Al día siguiente, José Blanco presentó en el Consejo de Ministros celebrado el 3 de diciembre un decreto por el cual se aprobaba el cómputo de horas anuales en 1.750 - 1.670 ordinarias y 80 extraordinarias- de trabajo efectivo, sin incluir las actividades de carácter no aeronáutico, es decir: el tiempo que en el que el controlador realiza una actividad operacional, incluyendo los descansos parciales dentro del turno de trabajo. También se excluyen los permisos sindicales, licencias y ausencias por incapacidad laboral.

En la tarde del 3 de diciembre, un significativo número de controladores abandonaron su puesto de trabajo y se retiraron de las torres de control alegando que, en virtud de la Ley de Navegación Aérea, no se encontraban en condiciones para trabajar. Tras el estallido del conflicto, el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero autorizó al Ministerio de Defensa el control del espacio aéreo. En el mediodía del domingo día 5, se decretó el Estado de alarma y comenzaron a movilizarse a los controladores aéreos. Seguidamente, éstos empiezan a reincorporarse tras recibir una carta de AENA en la que se les informa que, de no acudir, quedarán al cometido del Código Penal Militar.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··