Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

¿Está tan mal el tenis español?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hace ya más de un año que ningún tenista español gana o pelea por un Grand Slam. El último fue Rafa Nadal, que venció a Novak Djokovic en la final de Roland Garros alzándose con el título. Pero, ¿está tan mal el tenis español?

Rafa Nadal. Rafa Nadal.

Desde entonces, parece que el tenis español ha ido bajando peldaños y hundiéndose cada vez más. A parte del bajón de los deportistas, hay que añadir todos los problemas que durante los últimos meses han surgido entre los jugadores y la Real Federación Española de Tenis.

Con la dimisión de Carlos Moyá como capitán del combinado nacional de Copa Davis, y el nombramiento de Gala León, se abrió la caja de pandora. Comenzó un cruce de declaraciones que no beneficiaron a nadie: se habló más sobre el “machismo” de los tenistas, que de su rendimiento.

A parte de Nadal, otros compañeros como David Ferrer, a pesar de ser el tenista español con mejor ranking ATP (séptimo del mundo), tampoco han tenido la suerte necesaria para levantar un trofeo importante. ¿Pero está verdaderamente tan mal el tenis español? El Confidencial Digital se ha puesto en contacto con varios expertos en este deporte para conocer su visión.

Son ciclos

Una de las leyendas del tenis español, Manolo Santana, considera que “el tenis, como todo en la vida, tiene buenas y malas etapas”.

“El problema que existe con este deporte es que nos hemos mal acostumbrado”, añade el periodista de Radio Marca, y narrador de los torneos de Grand Slam, Álvaro Benito, quien recuerda tambien que, desde que Alex Corretja, Carlos Moyá empezaron a despuntar, no han parado de salir estrellas en esta disciplina.

Con la llegada del nuevo siglo, comenzó una nueva edad dorada del tenis español, consiguiendo que durante estos años hubiera constantemente jugadores en el top 3 y en el número uno del ranking ATP, como Juan Carlos Ferrero o Rafa Nadal entre otros.

El locutor de Radio Marca asegura que el problema es de futuro. Durante estos años, “cuando algún tenista comenzaba a decaer, siempre aparecía otro para sustituirle, como Ferrero con Moyá”.

A pesar de tener a 12 tenistas entre los 100 mejores, como indica Manolo Santana, la mayoría de ellos está entrando en el final de su carrera y no parece que vaya aparecer una nueva horneada de deportistas que pueda cubrir el espacio disponible.

La Federación tiene culpa

Ambos coinciden en que las instituciones están para proteger a los tenistas, y desde la Real Federación Española de Tenis (RFET) no se ha hecho este trabajo. Para llegar a profesional hay que disputar distintos tipos de torneos llamados Challengers y Futures por todo el mundo.

Si se quiere competir en ellos, es necesaria una importante suma económica, principalmente por los viajes y los alojamientos. Entonces, o se distribuye el dinero de manera efectiva, permitiendo que los jóvenes puedan competir contra los mejores, o es imposible que luego sean tenistas de primer nivel, afirma Álvaro Benito.

A parte de estos fallos por parte de la Federación, no hay que olvidar el conflicto que causó el nombramiento de Gala León como capitana del equipo de la Copa Davis. Generó un gran malestar entre los referentes españoles de este deporte.

Hacen falta más sacrificios

Santana relata que para llegar a ser profesional es necesario esforzarse muchísimo desde niño. Hay que renunciar a muchas cosas y sacrificarse por el tenis. Tener que irte de casa para poder entrenar en un sitio mejor, y no disfrutar de los amigos como el resto de adolescentes.

Sacrificios que todo deportista ha hecho en sus inicios para llegar a la cima, pero que se están perdiendo con las nuevas generaciones, o al menos eso es lo que piensan algunos tenistas veteranos.

“Con esfuerzo solo, no vale. El talento es fundamental y por desgracia, o se tiene o no. Por mucho entrenar, si careces del don necesario, no va a poder llegar a ser el número uno”, apostilla Benito.

El futuro está en las chicas

Las escuelas de tenis pronostican que los próximos años del tenis masculino español no serán recordados por su brillantez, pero no todo es negativo. Las chicas, al contrario, están disfrutando de un gran momento y ya empiezan a recordar a Arancha Sánchez Vicario y a Conchita Martínez.

No solo contamos con dos grandes jugadoras, como son Carla Suarez y Garbiñe Muguruza, finalista de Wimbledon. También por detrás viene una gran cantera. Nombres, como el dePaula Badosa o Sara Sorribes, comienzan a despuntar y se espera hagan historia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·