Jueves 18/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

Los 10 millones de nuevos pobres que ha dejado la crisis en España. ¿Qué está pasando?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cada vez más españoles acuden a organizaciones sin ánimo de lucro solicitando ayuda. No tienen para comer, se han quedado en el paro, carecen de ingresos… Esta es una radiografía de los nuevos pobres.

10 millones de españoles, más del 20% de la población, están en riesgo de precariedad. De éstos, 500.000 ya han agotado todas las prestaciones sociales y no tienen ningún ingreso. A esto hay que añadir una particularidad de la situación actual. La exclusión social afecta a todos los sectores sociales. En anteriores crisis los excluidos eran inmigrantes, personas de nivel educacional bajo, etc. Ahora no. En 2011 los afectados son sobre todo jóvenes y  familias nacionales con hijos en edad escolar.

Un dato clave para entender de qué manera está afectando la crisis a estos `nuevos pobres´: No se trata solo de penurias económicas, sino también de un aspecto subjetivo. La crisis afecta a nivel personal, psicológico y anímico. La carga emocional que supone la responsabilidad de mantener una familia, hace que ni siquiera tener un empleo garantice estar a salvo de las dificultades.

Según el estudio `El primer impacto de la crisis en la cohesión social en España´, realizado por Cáritas y la Fundación FOESSA, la mayoría de españoles afectados por la crisis se declaran profundamente afectados por el desgaste que supone la constante sensación de empeoramiento, de inseguridad futura y falta de garantías a largo plazo. Los obstáculos económicos tienen solución a corto plazo, aunque suponga depender de ayudas sociales; pero es la incertidumbre a más largo plazo lo que preocupa a estos hogares.

¿Cómo evitar caer en esta situación?

Tres de cada diez hogares se ven obligados a adoptar medias de control y reajuste del consumo. Son las siguientes:

- Búsqueda de alternativas laborales. Acceden a empleos temporales, sumergidos y sin contratación, la mayor parte de las veces para una labor muy alejada de su formación. Las redes sociales son la principal herramienta para este tipo de contactos laborales “extraoficiales”.

- Reajuste de inversión en la vivienda. Tras haber sufrido situaciones de endeudamiento, impagos, avisos de cortes de luz, etc. Un gran número de familias deciden trasladarse a viviendas de alquiler y menor coste. Las solicitudes de hipoteca han caído en picado en los últimos 4 años.

- Reajuste de inversión en ocio. Principalmente en vestido y calzado, teléfono, televisión e Internet.

- Ahorros o venta de propiedades.

- Solicitud de prestaciones sociales públicas y a organizaciones no gubernamentales.

Un perfil que preocupa especialmente son los jóvenes, en su mayoría universitarios. 6 de cada 10 no tiene trabajo. Lo más destacable es que, frente a las encuestas de 2007; en que su mayor preocupación era el progreso académico y laboral, los jóvenes precarios se preocupan más por encontrar a toda costa un empleo que por su formación.

Y ¿Qué esperar del futuro?

Las esperanzas son mínimas. En 2010 Cáritas recibió más de 1.800.000 peticiones de ayuda. El número de solicitudes aumenta cada año entre 200.000 y 300.000 peticiones. Y 2011 parece no ser la excepción.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··