Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Te lo aclaro

¿Han pasado de moda las inocentadas?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Nunca unas navidades han estado tan influidas por la política: los análisis de sobremesa y los debates electorales durante el aperitivo están monopolizando las conversaciones. Pero se acerca una fecha en la que todo eso pasará a un segundo plano, al menos, por unas horas: el día de los Santos Inocentes. ¿Son las inocentadas algo arcaico y fuera de lugar en una sociedad moderna?  

Muñeco Santos Inocentes. Muñeco Santos Inocentes.

Nunca unas navidades han estado tan influidas por la política: los análisis de sobremesa y los debates electorales durante el aperitivo están monopolizando las conversaciones. Pero se acerca una fecha en la que todo eso pasará a un segundo plano, al menos, por unas horas: el día de los Santos Inocentes. ¿Son las inocentadas algo arcaico y fuera de lugar en una sociedad moderna?

El buen humor y el ingenio se suponen capaces de crear situaciones divertidas. ¿Realmente son importantes? Parecía que las festividades navideñas de este año no iban a dejar lugar para nada más que para la política, sus conjeturas y los análisis calmados que propician las vacaciones. Tal vez no sea así. El día de los Santos Inocentes puede significar un paréntesis de este aluvión informativo gracias al sentido del humor.

El día de los Santos Inocentes concede una especia de impunidad a aquellas personas que se reserven sus bromas por miedo al rechazo que puedan obtener de quien las recibe. Pero el 28 de diciembre, durante 24 horas toda tomadura de pelo debe ser asumida con deportividad.

Lo cierto es que con el paso de los años, la importancia y vigencia de las inocentadas no es lo que era. La gente ha dejado de hacerlas, muchos medios de comunicación las han prohibido… ¿Es que acaso han pasado de moda? El Confidencial Digital ha querido analizar este y otros aspectos relacionados con el 28 de diciembre. Para ello, se ha puesto en contacto con el escritor Benjamín Prado; Cristina Fernández, directora de la Fundación Inocente Inocente y el sociólogo Rafael Egido.

Una sociedad moderna debe superarlas

Tanto Benjamín Prado como Rafael Egido coinciden en afirmar que a medida que avanzamos como civilización, las inocentadas se van dejando de lado. Sobre todo, aquellas que suponen una vejación, aunque sea mínima, de quien recibe la broma.

El periodista y escritor defiende la inocentada divertida por ser una exteriorización del ingenio, pero condena como “expresión de barbarie” aquella que no agrada a quien la sufre. Benjamín Prado cree que “en una inocentada tienen que reírse los dos. Si solo lo hace uno, es aburrido. Existe una graduación parecida a la aplicable al sentido del humor”.

Rafael Egido considera las inocentadas como un vestigio del pasado que ha de ser superado. “Algunas son aceptables, pero aquellas que sean de mal gusto supone un retroceso de muchos años”, reitera el sociólogo. También cree que para avanzar como sociedad hay que “abandonar todas las que supongan una falta de respeto”.

Son fundamentalmente una forma de entretenimiento

Cristina Fernández, directora de la Fundación Inocente Inocente, defiende las inocentadas como una forma de diversión de los españoles que “forma parte de la tradición de nuestro país”, y no cree que la gente vaya a dejar de hacerlas.

Rafael Egido las relaciona fundamentalmente con las formas de entretenimiento de una sociedad: “Antes, en una época en la que no existían tantas vías de distracción como hoy en día, eran una forma de pasar el rato y lucir el ingenio y sentido del humor de cada uno”. Por eso cree que hoy por hoy, con la gran cantidad de opciones de recreo disponibles, han perdido importancia.

Benjamín Prado rechaza cualquier broma que no divierta a los dos protagonistas, el que la hace y quien la recibe. Sostiene que es posible realizar tomaduras de pelo con casi todos los temas, pero hay que tener medida. Para él, la vida es “una cuestión de buen gusto”.

Las inocentadas en los medios de comunicación

El escritor recuerda nostálgico aquella portada del diario YA en la que aparecía la Cibeles con la cabeza cortada. “Las inocentadas en los medios de comunicación pueden ser un gran ejercicio de ingenio” afirma Benjamín Prado.

Rafael Egido vuelve al pasado para explicar el papel que juegan las inocentadas en los medios. Lo explica así: “Hace años, cuando no había tantas facilidades de comunicación, existía bastante aislamiento en las zonas rurales. Los periódicos locales utilizaban las páginas para vacilar a sus conocidos. Hoy en día no tienen demasiado sentido, ya que no es tan sencillo personalizar una información”.

La directora de la Fundación Inocente Inocente cree que todavía son muchos los medios que “ese día intentan tomarnos el pelo con noticias inverosímiles y que mucha gente acaba creyendo”.

El Confidencial Digital también se ha interesado por las novedades que traerá este año la mítica gala solidaria de Inocente, Inocente. Cristina Fernández ha explicado que este año será muy especial ya que es el 20 aniversario. “En esta ocasión retomamos dos de las primeras causas que originaron esta gala, que son la Parálisis Cerebral y el Síndrome de Down” ha declarado la directora.

Además de ayudar a los niños mediante los donativos de los telespectadores, las clásicas bromas de esta edición tendrán como protagonistas a Carlos Sobera, María Castro, Antonio Orozco o Samantha Vallejo-Nágera, entre otros.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··