Te lo aclaro
¿Cómo pueden las empresas huir de Cataluña por el proceso independentista?

Los traslados de las sedes sociales de Caixabank a Palma, del Sabadell a Alicante, de Gas Natural a Madrid, y así otras muchas empresas que abandonan Cataluña, parece un "sálvese quien" ante la incógnita de una independencia inminente. Pero, ¿en qué medida permite la legislación vigente a las empresas catalanas mudarse fuera de Cataluña de forma urgente?

Sede del Banco Sabadell en Barcelona.
Sede del Banco Sabadell en Barcelona.

La decisión del banco presidido por Josep Oliú fue la más impactante de las tomadas por empresas catalanas tras el referéndum del 1 de octubre.

Una Declaración Unilateral de Independencia (DUI) por parte del gobierno de la Generalitat supondría el peor escenario económico para Cataluña, desatándose una situación de incertidumbre de duras consecuencias económicas para la comunidad autónoma y para el resto de España.

El miedo ante este escenario es lo que ha hecho mover ficha al Banco Sabadell, acosado por las pérdidas millonarias en Bolsa sufridas en apenas unos días después del 1-O.

Después llegó la réplica de la mayor entidad bancaria de Cataluña: Caixabank tomó este mismo viernes la misma decisión, y de Barcelona se muda a Valencia para estar al resguardo de posibles turbulencias políticas.

Y el efecto dominó continuó: Gas Natural cambia su domicilio social a Madrid de forma temporal; Oryzon Economics (biotecnológica) también se marcha a la capital, como el operador de telecomunicaciones Eurona y la textil Dogi; el distribuidor odontológico Proclinic Expert da el salto de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) a Zaragoza; Banco Mediolanum se va a Valencia; y estudian huir de Cataluña empresas tan importantes como Abertis, Catalana Occidente, Freixenet, Cordoníu, y lo han advertido Planeta, Pronovias, Almirall...

El decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros

Ante la incertidumbre generada por la Generalitat, el Consejo de Ministros de este viernes 6 de octubre aprobó decreto ley que  elimina la disposición legal que dificultaba a otros bancos, grandes empresas y pymes seguir el camino del Sabadell, entre ellos CaixaBank.

La clave del cambio de domicilio social está en la Ley de Sociedades de Capital, en su artículo 285.2, explica a  El Confidencial Digital Ramón Hernández Peñasco, experto bursátil del bufete Legal Field. “La finalidad del decreto publicado este viernes es modificar este artículo de la Ley de Sociedades de Capital para abrir el camino a CaixaBank y al resto de grandes empresas de Cataluña”, destaca Hernández Peñasco.

Un cambio incompleto de 2015

El artículo 285.2 fue ya modificado el 25 de mayo de 2015 por la Ley 9/2015, para facilitar a las empresas el traslado de su sede social,  pero el cambio no fue completo. La medida permitía a los administradores trasladar el domicilio social a cualquier lugar dentro de territorio nacional, aumentando así la competencia que anteriormente se limitaba al ámbito municipal.

Pero en dicha modificación se respetó una cláusula  que es la que ahora ha tenido que reformar el Gobierno mediante Decreto Ley. Esta cláusula impedía el cambio del domicilio social en el caso de que los propios estatutos de la empresa dispusiesen que dicho cambio  debiera ser aprobado por la Junta General.

Este es el obstáculo por el que otras empresas no han tomado la iniciativa al mismo tiempo que el Banco Sabadell, según explica a  ECD el experto bursátil de Legal Field.

Cómo quedará la ley

El objetivo del Gobierno con la supresión de dicha cláusula es permitir al propio consejo de la empresa que pueda  tomar la decisión unilateralmente, de forma rápida y efectiva, de cambiar su sede -en este caso fuera de Cataluña- en un solo día.

Esta reforma en la  Ley de Sociedades de Capital permite tanto a los bancos, las grandes empresas y pymes con sede social en Cataluña, trasladar su sede antes de una posible Declaración Unilateral de Independencia. De esta forma, las empresas provocarán una presión económica fortísima hacia la Generalitat.

Los trabajadores seguirán en Cataluña

“El cambio social no deja de ser un cambio que no afecta a la sede efectiva que se encarga de la actividad de la empresa”, precisa Ramón Hernández Peñasco.

Es decir, los centros de trabajo continúan en Cataluña, no implica el cierre de sedes a favor del nuevo traslado y, principalmente, supone un amparo legal de la empresa, asegurándose siempre estar bajo el respaldo del Banco de España y el Banco Central Europeo.

Las medidas del Banco Central Europeo

“A raíz de la crisis económica, el Banco Central Europeo  promulgó una serie de medidas legalescomo la garantía de depósitos o la supervisión bancaria que otorgan una gran estabilidad y que evitan la incertidumbre en bolsa”, señala el experto de Legal Field. Esto se puede observar en la caída bursátil de los bancos catalanes y el aumento notable vivido el pasado jueves por el Sabadell al anunciar su cambio de sede a Alicante.

“No tenemos datos concretos porque no se han publicado, pero para tomar este tipo de decisión debían estar perdiendo muchos clientes”, atisba Hernández, que aleja por el momento un hipotético escenario de corralito en Cataluña.

Si se declara una Declaración Unilateral de Independencia, Cataluña sufrirá “potencialmente la pérdida de puestos de trabajo, una bajada de la recaudación fiscal y un desastre en el terreno económico, pero también el resto de España”, concluye.

Outbrain

Etiquetas: Cataluña, Caixabank, Banco Sabadell, Independencia de Cataluña, empresas