Videonoticias de ECD

“En el desarrollo embrionario no hay un salto cualitativo que marque el inicio de la vida; el salto es, sin duda, la fecundación”

Tres profesoras de la Universidad de Navarra explican en el vídeo “Dónde todo comienza” lo que acontece durante las 8 primeras semanas de gestación.

Algunos cambios legislativos recientes han vuelto a plantear cuestiones fundamentales acerca de la vida humana sobre las que la ciencia tiene respuestas. 

“A lo largo del desarrollo embrionario no hay un salto cualitativo que marque el inicio de la vida, el salto es, sin duda, la fecundación”.

Lo afirma así Mar Cuadrado, directora del departamento de Patología, Anatomía y Fisiología de la Universidad de Navarra, que plasma con recursos gráficos, sonoros y entrevistas qué ocurre durante las ocho primeras semanas de vida en esta videonoticia,

En el mismo reportaje intervienen Begoña Olartecoechea, profesora clínica asociada de Obstetricia y Ginecología de la Universidad, y Elisa Mengual, profesora del departamento de Patología, Anatomía y Fisiología del centro académico. 

La profesora Cuadrado explica en el vídeo, titulado “Dónde todo comienza”, que el desarrollo del ser humano empieza en la fecundación, cuando el espermatozoide y el óvulo se fusionan en una sola célula denominada cigoto: “El cigoto marca así el inicio de un nuevo ser. Un ser único e irrepetible que es distinto a cualquier otro porque esa célula, aunque no lo veamos, contiene toda la información genética de ese individuo: nos dice si es un niño o una niña, el color de sus ojos y de su pelo, en definitiva, todas sus características propias”. 

En el reportaje audiovisual se plasma el momento de la fecundación, así como la formación del cigoto y la división en distintas células.

Recoge el sonido del latido cardiaco del bebé en la tercera semana de vida y ecografías que permiten comprobar cómo, durante todo este desarrollo, se van formando los distintos órganos internos (el tubo neural, el tracto digestivo, sistema respiratorio, el sistema nefrourinario, etc) y la definición de las extremidades: brazos, piernas y manos que empiezan ya a separar los dedos. 

Al final de la octava semana de vida se percibe perfectamente la forma del embrión, su cabecita, sus pabellones auriculares, que se están desarrollando. A partir de ese momento, lo que hace es ir aumentando en tamaño, en peso y por supuesto, en maduración, pero al final de estas ocho semanas todos los órganos ya están formados”, afirma la Dra. Begoña Olartecoechea.

Toda la información en 3 centímetros

La profesora Elisa Mengual incide en que el desarrollo en estos primeros dos meses de vida es clave: “Cuando explicamos en la facultad de Medicina la formación de las estructuras del embrión, para entender cómo van a ser en adulto, nos centramos en esos primeros meses de vida porque luego no hay ningún cambio prácticamente.

Todo el tracto digestivo, cómo gira, las posibles patologías que podamos ver luego: un vólvulo intestinal o una malformación cardiaca…, todo eso se ha formado ya en los dos primeros meses de vida, y tiene una dimensión de 3 centímetros”.   

Vídeos
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?