Videonoticias de ECD

Ferrari F8 Tributo: rindiendo tributo

El nuevo Ferrari F8 Tributo es una de las estrellas que más está brillando en la presente edición del Salón del Automóvil de Ginebra (del 7 al 17 de marzo).

Un deportivo pura sangre cuyo apellido, Tributo, rinde homenaje a su propulsor, el V8 de serie más potente de la historia de Ferrari. Este motor V8 sobrealimentado arroja una potencia de 720 CV para una cilindrada de 3,9 litros, por lo que también marca una nueva referencia en lo que a potencia específica se refiere: 185 CV/l.

Como sucesor natural del Ferrari 488 GTB, el F8 Tributo supone la continuación por todo lo alto de esa saga de berlinettas con motor V8 en posición central-trasera que nació con el modelo 308 GTB de 1975, que tuvo su ancestro en el Dino 246 V6 de 1968.

Esta forma de colocar el propulsor en el vehículo posibilita un óptimo reparto de pesos entre ejes para garantizar un comportamiento extremadamente deportivo.

Con 770 Nm de par máximo a 3.250 rpm, el potente V8 del Ferrari F8 Tributo proporciona una respuesta inmediata con una entrega de potencia contundente.  Pero tan abundante caballería es domesticada con suma eficacia por una sofisticada electrónica aplicada al chasis.

Cabe estacarse que por primera vez es posible la activación del “Ferrari Dynamic Enhancer” (FDE+) en la posición RACE del manettino, el selector de programas de conducción, permitiendo a un mayor número de conductores exprimir al límite la conducción del vehículo.

Diseñado en el Centro Stile Ferrari, el F8 Tributo representa el camino hacia un nuevo lenguaje de diseño. En su frontal destaca la integración del S-Duct con algunas modificaciones que propician un aumento del 15% en la carga aerodinámica global con respecto a su antecesor, el 488 GTB.

Por otro lado, la adopción de nuevos faros de led horizontales más compactos ha permitido crear nuevas entradas de refrigeración para los frenos, que combinadas con las del exterior del paragolpes potencian el flujo de aire en todo el compartimento de la rueda.

Además, el aprovechamiento máximo de todo el potencial del motor ha sido posible gracias a la integración en la carrocería de avanzadas soluciones aerodinámicas, derivadas de la experiencia adquirida por Ferrari tanto en las competiciones como con el modelo 488 Pista (versión potenciada del 488 GTB).

De este modo, el F8 Tributo adopta distintos recursos orientados a la gestión térmica del motor, como los radiadores delanteros inclinados hacia atrás y las tomas de aire dinámicas del motor desplazadas de los flancos a la parte lateral del spoiler.

Aunque actualmente el Ferrari para cliente más potente, el 812 Superfast (800 CV) con el motor V12 en posición delantera-central, permanece fiel a la célebre frase del Commendatore Enzo Ferrari: “los caballos deben ir delante del caballero”, el nuevo F8 Tributo (720 CV) ofrece unas prestaciones muy similares.

Ambos emplean 2,9 s en pasar de 0 a 100 km/h, pero mientras el F8 Tributo alcanza una velocidad máxima de 340 km/h, el 812 Superfast supera esta cifra.

Otros vídeos interesantes
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?