Videonoticias de ECD

Todos los datos que se saben hasta este momento de las amenazas a Iglesias, Marlaska y la directora de la Guardia Civil

Las autoridades siguen en la investigación de las cartas amenazantes recibidas por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el exvicepresidente segundo y candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

Sin embargo, ya han trascendido algunos datos claves que pueden servir de pista a los investigadores para dar con el o los presuntos responsables de las amenazas. Hasta el momento, esto es lo que se sabe del caso:

Las escribió la misma persona

Las cartas son manuscritas, en letras mayúsculas. Fuentes de la investigación han señalado a RTVE que todo apunta a que fue la misma persona la que las escribió, aunque están a la espera de que se termine el examen grafológico de los tres textos.

Cuando estos exámenes concluyan, se comparará el tipo de letra con los archivo que tienen las Fuerzas de Seguridad para ver si coincide con las de posibles sospechosos.

Lo que dice cada carta

Pablo Iglesias ha sido el único que ha revelado el contenido del sobre. Lo hizo en un tuit, en el que ha revelado que fue recibido en el Ministerio del Interior.

El texto de la carta es el siguiente, escrito en el original sin signos de puntuación ni tildes: "Pablo Iglesias Turrión [sic] Has dejado morir a nuestros padres y abuelos Tu mujer, tus padres y tú estáis sentenciados a la pena capital. Tu tiempo se agota".

De acuerdo con RTVE, la dirigida al ministro de Interior dice: "Tienes diez días para dimitir. El tiempo de reírte de nosotros se terminó. Policía Nacional. Guardia Civil. El tiempo lo tienes en contra para los taponazos". Este último término es una forma coloquial de referirse a los disparos de arma de fuego.

¿Qué tipo de balas son?

Los tres amenazados recibieron distintas cantidades de balas. Cuatro en el caso de Iglesias, dos para Marlaska y uno para Gámez.

Se trata de cartuchos sin percutir del calibre 7,62 x 51 de los usados para el fusil Cetme, que fue usado por el Ejército y las Fuerzas de Seguridad españolas durante varias décadas.

Cetme es un acrónimo del Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales, que fue el que desarrollo el arma para cubrir las necesidades de una España franquista a la que se dificultaba acceder a armamento por el aislamiento internacional.

El centro fue creado por el Ministerio del Ejército en 1949 y tres años después dio luz al primero de muchos modelos de fusil producidos hasta la década de los ochenta. Fue usado en varias misiones del Ejército español, las más recientes en Bosnia y Afganistán.

Sin embargo, hacia finales del siglo pasado los Cetme comenzaron a dar problemas, y Defensa decidió sustituirlo por otro armamento con mejores prestaciones.

¿Se pueden enviar armas a través empresas de mensajería en España?

En primer lugar, hay que señalar que en España no se puede portar ni poseer armas de fuego sin la correspondiente autorización o licencia expedida por las autoridades competentes. Para poseer un arma en nuestro país hay que tener más de 18 años, aprobar un examen teórico y uno práctico, y superar un test de aptitud psicotécnica.

Pero en caso de tener una licencia, ¿puedo comprar armas o munición y recibirla a través de empresas de mensajería?

Intervención de la Guardia Civil

En Correos, los envíos de armas se rigen conforme a lo establecido en el Real Decreto 137/1993, de 29 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Armas. El artículo 51 de ese reglamento señala:

1. El armero o particular que transmitiere la propiedad de un arma de fuego en la forma prevenida en los artículos siguientes, informará de toda cesión o entrega que tenga lugar en España, a la Intervención de Armas de la Guardia Civil, precisando:

a) La identidad del comprador o cesionario; si se trata de una persona física, su nombre y apellidos, fecha y lugar de nacimiento, dirección y número de pasaporte, de documento nacional de identidad o tarjeta o autorización de residencia, así como la fecha de expedición e indicación de la autoridad que los hubiere expedido; y si se trata de una persona jurídica, la denominación o razón social y la sede social, así como los datos reseñados, respecto de la persona física habilitada para representarla.

b) El tipo, marca, modelo, calibre, número de fabricación y demás características del arma de fuego de que se trate, así como, en su caso, el número de identificación.

c) La fecha de la entrega.

2. Si el adquirente fuera residente de otro Estado miembro de la Comunidad Económica Europea, la Intervención de Armas dará conocimiento inmediato de la entrega a la autoridad competente del Estado de residencia, con inclusión de los referidos elementos de identificación del adquirente y del arma.

3. Cuando la entrega tenga lugar en otro Estado miembro de la Comunidad Económica Europea a una persona con residencia en España, el adquirente deberá comunicar dichos elementos de identificación, dentro de un plazo máximo de diez días desde la entrada en España, a la Dirección General de la Guardia Civil.

En el punto 2 del artículo 53 se precisa que "cuando la entrega hubiera de efectuarse a compradores en localidad distinta a aquella en que radique el establecimiento vendedor, será la Intervención de Armas correspondiente al lugar en que hayan de recogerla la encargada de cumplimentar los trámites".

Munición y armas, en transportes separados

En Seur, por su parte, también puedes hacerlo, en ámbito nacional, pero cumpliendo una serie de requisitos, como la supervisión de la Guardia Civil. "Si deseas realizar un envío a nivel particular, la recogida y la entrega de este tipo de mercancía se realiza en la Intervención de Armas de la Guardia Civil, abonando los portes", señala la empresa en su página web, donde precisa que "la munición y las armas del mismo calibre deben viajar en transportes separados y con la guía de circulación de armas vigente".

En UPS, la empresa de transporte de paquetes con sede central en Atlanta el envío de armas está prohibido, según figura en el listado de artículos prohibidos de la compañía. "En caso de que UPS tenga conocimiento de que un paquete contiene algún artículo prohibido, deberás pagar a UPS una tarifa de administración mínima adicional de 130 euros, además de cualquier otro cargo aplicable", advierte la multinacional.

Vídeos
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable