Vídeos Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

Francia 2-0 Dinamarca: Mbappé, con un doblete mete a Francia en octavos

Francia es la primera selección instalada en los octavos de Qatar 2022. La diligencia del campeón del mundo se explica con la superioridad de Mbappé. Autor de los dos goles ante una tenaz Dinamarca, el delantero parisino fue una amenaza permanente, incontenible a campo abierto y en espacios reducidos. El doblete de Kylian, bien secundado por Griezmann, no sólo le coloca en lo alto de la tabla de goleadores del torneo, también le coloca como máximo goleador a su edad en los Mundiales, con siete dianas, empatado con Pelé. 

Deschamps solucionó la contingencia del lateral izquierdo de la manera más natural, con Theo en lugar de Lucas, pero sorprendió dando vuelo a Koundé en derecha para equilibrar la zaga con un defensor más puro, ante las alegrías ofensivas del menor de los Hernández. Ganó equilibrio Francia ante un rival complejo, de los que se atraviesan. Dinamarca es experta en complicar a 'les bleus', pero durante medio partido fue sensiblemente inferior.

Por momentos da la impresión de que Francia es capaz de atropellar a quien se ponga por delante, especialmente cuando el balón cae a cualquiera de sus extremos. Con Dembélé nunca sabes si te va a salir por dentro o por fuera, con esa destreza para manejar ambos pies. Con Mbappé no hay método para detenerle cuando está en carrera. Christensen lo demostró con un placaje de rugby cuando Kylian se escapaba solo. Pese a las bazas ganadoras, Francia no generó más ocasiones claras que un cabezazo de Rabiot que sacó apurado Schmeichel y un remate de Giroud, habilitado por un primer toque maravilloso de Mbappé desde su banda. Genio.

Dinamarca se refugió en su fortaleza defensiva para ahorrar energía y volcarla cuando bajara la presión francesa. En el primer acto casi no hubo apariciones danesas en área contraria, una contra mal resuelta por un agotado Cornelius. Tan desfondado llegó al descanso que el seleccionador le sustituyó por Braithwaite. Y durante un rato funcionó. El balón rondó el área francesa, sin que tuviera que intervenir Lloris. Y en esa tesitura, con los daneses instalados en campo ajeno, Mbappé tenía una pradera a su disposición.

A campo abierto se abrió el duelo. Después de un taconazo imponente que interceptó la defensa cuando se escapaba, Mbappé se asoció con Theo en banda izquierda con la fórmula de toda la vida. Una pared rápida, al toque, precisa, en el área, para poner el 1-0. Y es verdad también que Griezmann había crecido en el partido, a punto de marcar tras recibir un pase de Tchouaméni, pero quedó en evidencia la superioridad de Kylian sobre el resto. Tanta que a pesar del empate de Christensen para castigar el paso atrás ordenado por Deschamps, existía la certeza de que ocurriría lo que decidiera el 10.

Así sucedió. Se asociaron los dos mejores de 'les bleus': Griezmann con un centro tenso, cerrado, a contrapié desde la derecha; y Mbappé, en el segundo palo, con todo, tocando con el muslo. Con lo que hubiese sido necesario. Anotó el 2-1 coronando el arreón francés, incontenible. Que uno se pregunta si no convendría más a los galos apretar al máximo para sentenciar los partidos en lugar de dejarlos abiertos. Por eso sufren. Hasta el final. Pero ganan e imponen respeto. Porque tienen a Griezmann y, sobre todo, a Mbappé.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?