Vídeos Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

Suiza 1-0 Camerún: El 'camerunés' Breen Embolo le da la victoria a Suiza

Suiza derrota a Camerún por la mínima (1-0) con un gol de Breel Embolo. El delantero nació en el país africano, pero migró siendo un niño.

Casi antes de rematar, Breel Embolo ya estaba pidiendo perdón. El oficio de delantero puede tener estas cosas.

Te pasas la vida soñando con marcar en un Mundial y cuando te llega la oportunidad, tienes delante al país que te vio nacer.

Embolo vino al mundo en Camerún pero migró a Suiza con solo seis años y con 17, al poco de haber debutado en Champions contra el Real Madrid, recibió la nacionalidad de su país de acogida. Embolo se fue de vacío del Mundial de 2018, pero en Catar 2022 le llegó su hora. Cómo no iba a marcar si solo tenía que empujarla. Aunque con ese gol Suiza venciera a Camerún (1-0). Aunque casi antes de marcarlo tuviera que disculparse. [Narración y estadísticas]

El remate del delantero del Mónaco puso el punto final a un ataque fulminante de Suiza. El acelerón nació en las botas de Remo Freuler, que recibió de espaldas en zona de tres cuartos y sin la más mínima pausa, abrió a la media vuelta hacia la banda derecha para la subida de Shaqiri. El fornido extremo cogió por sorpresa a la defensa camerunesa y su centro, raso a la frontal del área pequeña, solo necesitaba un empujoncito para acabar dentro.

Lo dio Breel Embolo, que le había ganado la posición a los centrales, y que nada más rematar levantó las manos en señal de perdón.

Era el primer remate entre los tres palos de Suiza, que había empezado con igual fuerza la primera parte, pero que había visto cómo a los diez minutos Camerún se adueñaba del partido. Y con estruendo porque sin previo aviso, en un encuentro que amaneció pesado, los 'leones indomables' asustaron a los suizos con una doble ocasión de Mbeumo y Toko Ekambi. La primera la sacó Sommer y el rechace se le marchó alto al ex del Villarreal, el héroe que metió a Camerún en este Mundial con aquel gol dramático en Argelia.

De ahí hasta el descanso, mandó Camerún. El control de Zambo Anguissa en el centro del campo permitía al equipo dar un paso más adelante y presionar arriba, recuperar en zona de peligro y hacer dudar a la defensa helvética, que pudo pagar caro algún temblor. Del ritmo de los extremos y la inteligencia de Choupo-Moting nacieron un buen puñado de ocasiones. Una de Mbeumo, siempre con un puñal a mano, otra de Toko Ekambi, una de Hongla. Algún error de Sommer, alguna salvada de Widmer. Un saco, pero vacío.

Un dominio sin premio y una vuelta con castigo, porque nada más empezar la segunda parte, Breel Embolo marcó el gol que tanto se le había negado a Camerún. El tanto le dio a Suiza el poso que le había faltado en el primer acto y, aunque los 'leones' se siguieron asomando al área rival (casi todo a través de Choupo-Moting y Mbeumo), el equilibrio había cambiado, y las mejores oportunidades cayeron del lado helvético.

La tuvo Rubén Vargas, que obligó a una fantástica parada de Onana con el hombro; no la tuvo por poco Embolo, que ya iba a empujarla a puerta vacía cuando Zambo Anguissa metió la pierna; y la tuvo en el 95 Seferovic, pero el remate se lo sacó Castelletto después de haber sentado a N'Koulou. Embolo tuvo que pedir perdón, pero al menos su gol valió los tres puntos.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable