Vídeos de ECD

Maserati Indy: el carácter del tridente

Se cumplen 50 años del lanzamiento comercial de uno de los Maserati más emblemáticos de todos los tiempos, el Maserati Indy (1969-1975), cuyo nombre rememora las victorias que tuvo la marca del tridente en las míticas 500 millas de Indianápolis de 1939 y 1940 con el Maserati 8CTF. Comercialmente llegó en un momento muy dulce. Maserati batía su récord de producción en 1968 al fabricar un total de 700 coches.

El Maserati Indy, inspirado en el Ghibli pero con cuatro plazas, debe sus magistrales formas al diseñador Giovanni Michelotti que por aquella época trabajaba para el carrocero Alfredo Vignale, responsable de la construcción de la carrocería. Una carrocería a base de un largo morro, muy afilado, faros escamoteables y cola truncada. Todo un ejercicio de estilo que actualmente sigue impresionando.

Su habitáculo es muy luminoso debido a la gran superficie acristalada, de la que una buena parte corresponde al generoso portón trasero, prácticamente de cristal. Un habitáculo forrado íntegramente en cuero de primerísima calidad y configurado para acoger a cuatro pasajeros. Delicioso el salpicadero. Siguiendo los dictados de los deportivos de lujo de la época acogía una gran cantidad de relojes e iba recubierto de cuero. En el apartado equipamiento, el listón muy alto para completar la atmósfera de refinamiento. De serie incluía: aire acondicionado, elevalunas eléctricos, volante regulable, asientos de piel, antirrobo automático, luneta térmica y faros halógenos. Como opcionales figuraban, la radio, la dirección asistida y el cambio automático.

Bajo el capó del Maserati Indy siempre un motor V8, que se ofrecía con varias cilindradas, mientras la tracción era a las ruedas posteriores a través de una caja de cambios de 5 velocidades. El Indy debutó en 1969 con una cilindrada de 4,1 litros (260 CV) que le permitía alcanzar los 250 km/h. En 1970, el motor V8 también pasó a ofrecerse con una cilindrada de 4,7 litros que elevaba la potencia a 290 CV y la velocidad máxima a 280 km/h. Al año siguiente aparece el modelo 4900 con motor V8 de 4,9 litros (300 CV) para unirse a las otras dos variantes, si bien se quedó como única opción a partir de 1973.

A lo largo de la vida comercial del Maserati Indy, desde 1969 hasta 1975, se fabricaron en la planta de Módena un total de 1.102 unidades.

 
Otros vídeos interesantes
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes