Martes 22/05/2018. Actualizado 13:25h

  • this image alt
·Publicidad·

Magdalena Álvarez pone las cosas peor

Magdalena Álvarez se resiste a abandonar su cargo en el Banco Central Europeo, a pesar de estar imputada por delitos económicos, y en concreto malversación de caudales públicos. El Gobierno le ha dicho que abandone de forma voluntaria y lo mismo su partido, el PSOE, en lugar de que tengan que expulsarla. Que se mantenga resulta impresentable. Y deja el buen nombre de España por los suelos.