Miércoles 20/06/2018. Actualizado 17:54h

  • this image alt
·Publicidad·

La cápsula de seguridad de la Ertzaintza para controlar a los 400 ultras del Marsella

La explanada de San Mamés en Bilbao ha quedado vallada para evitar una nueva batalla campal. También se ha decidido retirar todos los contenedores de la zona tras constatar hace tres semanas, en los disturbios con los hinchas del Spartak de Moscú, cómo los ultras los usaron como parapetos y como arsenal de botellas para sembrar el caos.