Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt
·Publicidad·

Una visita a los bares de la batalla de ultras en Madrid, tres semanas después

Un testigo relata el desayuno con `litronas´de los Riazor Blues y los destrozos en el mobiliario. Nos muestra los objetos que ultilizaron durante la pelea; ceniceros, sillas, porta menús, cubiertos, entre otros. El hostelero asegura que bebieron botellines de cerveza a primera hora de la mañana para utilizarlos posteriomente en el enfrentamiento. Aún pueden observarse restos de sangre y sillas abolladas.