Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Alarma en Exteriores por la caída de universitarios que quieren ser diplomáticos: de 26 candidatos por plaza se ha pasado ahora a sólo cinco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las alarmas han saltado en el ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación porque, año tras año, va disminuyendo el número de universitarios interesados en convertirse en diplomáticos. Las solicitudes se han quedado en la quinta parte.

Según datos a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital, hace 10 años se presentaban 400 candidatos para tan sólo 15 puestos (es decir, 26 aspirantes por plaza). El número de puestos en consulados y embajadas ha aumentado pero los aspirantes han ido bajando. Ahora se presentan a las oposiciones de la Escuela Diplomática alrededor de 250 licenciados universitarios para 50 plazas (o sea, 5 por puesto).

Fuentes diplomáticas consultadas por ECD comentan las razones de esta crisis. Para empezar, la carrera va perdiendo parte de su atractivo porque cada vez está más politizada: el poder ejecutivo trata de controlar estrechamente el Servicio Exterior.

Al mismo tiempo, son más y más los políticos afines nombrados a dedo desde el Gobierno para ocupar embajadas. Ahí están los ejemplos de los ex ministros Joan Clos (Industria), Cristina Narbona (Medio Ambiente) y María Jesús San Segundo (Educación), recolocados como embajadores en Turquía, la OCDE y la UNESCO.

También se cita el caso del alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez, representante diplomático ante la Santa Sede, y del ex portavoz del PSOE en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, Rafael Estrella, al frente de la embajada en Argentina.   Hay que añadir que los diplomáticos cada vez tienen menos competencias, y muchas de las plazas vacantes están hoy peor pagadas. Este año, la mayor parte de los puestos ofertados son para embajadas en países africanos, en los que -al ser allí la vida más barata- los sueldos que reciben los diplomáticos españoles son más bajos.

Las asociaciones de diplomáticos están tratando de aportar ideas para frenar la caída libre en las vocaciones. Han propuesto que voluntarios se encarguen, en diferentes universidades, de dar a conocer la labor de quienes se dedican a la carrera y cómo se preparan las oposiciones.

Ya en 2005, el departamento de Miguel Ángel Moratinos firmó acuerdos con las universidades de Alcalá, Carlos III, Complutense de Madrid, Rey Juan Carlos, UNED y la UIMP para que se impartiera un máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·